lunes, 29, noviembre, 2021
CubaOnLine

Tal como sucedió a principio de mes, la entidad se refirió a los conflictos territoriales en el sur. En este caso fue su vicepresidente I, Fernando Gorbarán. 

El primer fin de semana de este mes, tomó mayor estado público el escenario que desde hace un tiempo viene desarrollándose en la Patagonia argentina entre pobladores y un grupo autodenominado mapuche. Los conflictos se dan principalmente en Río Negro, la zona de Villa Mascardi y de El Bolsón; y en Neuquén.

“Repudiamos el surgimiento de acciones vandálicas por conflictos de territorio en varias zonas del país que son importantes centros de interés turístico a nivel nacional e internacional. Nuestra actividad, en algunos casos, es una de las principales fuentes de trabajo y de ingresos de ciudades y provincias”, habían dicho en aquel momento desde la Cámara Argentina de Turismo (CAT). 

Asimismo, en ese comunicado hablaban de vandalismo, cortes de ruta, atentados con piedras a prestadores de servicios turísticos y sus pasajeros y enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, como los hechos que habían tomado mayor fuerza ese fin de semana. “Son alertas que amenazan el clima de paz indispensable para el desarrollo de la actividad turística, industria que depende de la experiencia placentera y acorde con las expectativas de quienes contratan sus servicios”, explicaron. 

Hace unos días, estos conflictos retornaron cuando un grupo no identificado prendió un edificio del Club Andino Piltriquitrón, en El Bolsón. 

Ante este escenario, dentro de una presentaci´ón en el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, el vicepresidente I de la CAT, Fernando Gorbarán, abrió un paréntesis en su discurso para referirse a lo sucedido y al manejo que se está dando a nivel gubernamental. 

“Tenemos una inmensa preocupación por lo que se está viviendo en la Patagonia”, remarcó. 
A su vez, pidió que esto no se circunscriba al ámbito turístico porque en definitiva son argentinos los que están viviendo en esos sitios. “Repudiamos las situaciones de violencia y celebramos que el Gobierno provincial y el nacional están aunando esfuerzos tratando de mitigar el conflicto que nos pone en una situación difícil”, analizó. 

Vale recordar que en estos días hubo un cruce entre la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras; y el presidente de la Nación, Alberto Fernández, cuando la funcionaria pidió ayuda al Gobierno nacional para que medie en el conflicto. A lo cual, el mandatario respondió con una carta en la que si bien informó que enviaría gendarmes, planteó que no es responsabilidad del Ejecutivo nacional reforzar la seguridad de la región.