lunes, 29, noviembre, 2021
CubaOnLine

Los sectores público, Inprotur y MinTurDep; privado, Coviar; y académico, UBA, presentaron el plan de marketing internacional y el observatorio económico.

Esta mañana, encabezada por funcionarios nacionales, el sector privado y académico, se realizó la presentación del Plan de Marketing Internacional y el Observatorio Económico del Turismo del Vino.

El primero en tomar la palabra fue Ricardo Sosa, secretario ejecutivo del Instituto Nacional de Promoción Turística (Inprotur), quien ponderó que lo importante de la iniciativa es que interviene tanto el sector privado, a través de la Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar), el público, con Inprotur y el Ministerio de Turismo y Deportes; y el académico con el rol relevante que tuvo para el desarrollo de esta propuesta la Universidad de Buenos Aires.

En este sentido, Ricardo Pahlen Acuña, decano de la Facultad de Económicas de la Universidad de Buenos Aires, comentó que cada uno de los directores de las universidades públicas le pidieron que la casa de estudios se ponga a disposición del Ministerio de Turismo y Deportes para trabajar en el desarrollo de estas propuestas.

Por su parte, José Alberto Zuccardi, presidente de la Coviar, celebró que ocurran que este tipo de acuerdos que les permitan trabajar en conjunto. “El turismo está absolutamente alineado con los objetivos de la vitivinicultura y la promoción del vino en Argentina”, aseguró.

Asimismo, consideró que las perspectivas del segmento son infinitas, que a pesar de lo que significó la pandemia se está reactivando fuertemente. Al respecto, puntualizó en que la vitivinicultura es una actividad triplemente exportadora: exportan vino, reciben turistas y también le dan a los viajeros la opción de que los viajeros nacionales encuentren en el país una experiencia de nivel mundial. Por eso, indicó, es tan importante tener un observatorio que analice todas estas experiencias y un plan de marketing que dé herramientas para trabajar.

Otro de los que encabezó la presentación fue Fernando Gorbarán, vicepresidente I de la Cámara Argentina de Turismo (CAT), quien remarcó que desde gestiones anteriores de la entidad se viene trabajando en pos de este producto. “Algo bien debemos haber hecho”, indicó.

Con respecto a las cifras, Yanina Martínez, secretaria de Promoción Turística de la Nación, detalló que ya hay 19 provincias que trabajan el etnoturismo por eso es una actividad federal. Asimismo, la derrama es muy amplia porque representa 120 mil puestos de trabajo directos y 278 mil indirectos. “Este segmento es un atributo diferencial que genera producción, exportación y genera trabajo”, resaltó.

Para cerrar, Pablo Sismanian, director de Productos Turísticos del Inprotur, brindó algunos detalles sobre el Plan Argentina brinda. “La mayoría de las bodegas abiertas al público están en Cuya, entonces no queremos cambiar esta realidad, sino ampliar la torta”, comentó. A su vez que es una actividad con un gran potencial para trabajar con los países limítrofes.

Actualmente, Argentina es el quinto productor de vino y se sitúa entre los 10 principales exportadores mundiales y justamente los principales mercados emisores a nuestro país son los que buscan circuitos de enoturismo. Por eso es tan importante en la postpandemia remarcar que es un destino seguro y no saturado.

Uno de los objetivos que contempla el plan es aumentar la profesionalización, no solo de los actores intervinientes sino de toda la comunidad para que cuando reciban al turismo extranjero estén preparados. Otro desafío es la visibilización de la oferta turística.

Sobre el observatorio, Pablo Singerman, director de la Maestría y del Centro de Estudios en Economía y Gestión del Turismo de la Universidad de Buenos Aires, subrayó que uno de los puntos, además de que es único en su categoría, es que se va a estudiar tanto la oferta como la demanda del segmento. También, ponderó que el enfoque que plantean incluye una amplia medición de todo el clúster que hasta ahora no había sido medido.