jueves, 9, diciembre, 2021

Hace 75 años la aerolínea comenzó a operar vuelos hacia el país y para celebrarlo realizó una implementación para reafirmar su compromiso con la sustentabilidad.  

Corría el año 1946 y una compañía holandesa informó que iba a desembarcar en Argentina. Se trataba de KLM, que inició sus operaciones con una aeronave Douglas DC-4 bautizada Friesland, con capacidad para 44 pasajeros. Tiempo después empezaron los vuelos regulares con Buenos Aires y tenían escala en Lisboa y Dakar antes de llegar a Brasil a partir de Natal. Luego seguía viaje por Río de Janeiro y San Pablo. En total, el trayecto duraba tres días y medio y era operado dos veces por semana.

Hoy, 75 años después, la compañía sigue manteniendo su ruta con Buenos Aires pero ya de manera directa. Actualmente, KLM ofrece cuatro vuelos semanales entre Buenos Aires y Ámsterdam, en un viaje que dura 13 horas, realizado en Boeing 787-9 Dreamliner.

Para celebrar este aniversario, el vuelo que partió ayer desde Ezeiza, el KL702, que conecta al país con Ámsterdam, instrumentó un sistema para reducir la huella de carbono. 

“La iniciativa tiene como objetivo reforzar nuestro compromiso con la sustentabilidad, uno de nuestros principales pilares”, señalaron desde KLM. 
Asimismo, hicieron hincapié en su programa CO2ZERO, que permite a todos los pasajeros reducir su huella personal de carbono en sus viajes con la compañía holandesa. Al utilizar este servicio, el cliente estará contribuyendo con el proyecto de reforestación CO2OL Tropical Mix, en Panamá, donde ya fueron plantados al menos 7,5 millones de árboles. El precio del servicio CO2ZERO se calcula basándonos en el tipo de aeronave, la distancia volada y la tasa de ocupación histórica del vuelo. 

“Estamos muy felices de conmemorar este momento de manera tan especial, celebrando nuestra relación de larga data con la Argentina y a la vez nuestro firme compromiso por un futuro más sustentable. Con una historia en el país de 75 años con KLM y más de 90 con Air France, estamos orgullosos de seguir apostando a la Argentina para ofrecer siempre más y mejores servicios”, comento Pía Lackman, directora general de Air France-KLM para Argentina, Bolivia, Paraguay y Uruguay.

A su vez, desde el conglomerado comentaron que Argentina es un mercado estratégico, tanto por los viajes realizados por los locales hacia el exterior como por el gran interés de los visitantes extranjeros en el país. “Durante la pandemia, Air France KLM siguió ofreciendo vuelos de repatriación, y, en julio de 2020, se convirtió en el primer grupo aéreo en ofrecer un programa semanal de vuelos especiales hacia el país, para facilitar el regreso de los argentinos en el exterior”, subrayaron.