sábado, 23, octubre, 2021
CubaOnLine

El aire puro, los sonidos de la naturaleza y los entornos nacionales se presentan como un escenario perfecto para actividades anti estrés.

La meditación y el yoga ganaron una popularidad innegable durante el último año, aunque sus orígenes se remontan a tiempos antes de Cristo. Ya no se trata de actividades que se vean sólo en publicidades de apps de mindfulness, sino que las están recetando médicos y psicólogos para tratamientos posturales y de ansiedad o estrés. De la misma manera, son cada vez más los adeptos que les dedican un espacio en sus apretadas agendas.

Para estas prácticas es imprescindible situarse en entornos donde reine la vegetación y la pureza. Es por eso que el Instituto Nacional de Promoción Turística (INPROTUR) confeccionó un listado con los destinos del país más adecuados para relajarse, rodeado de paisajes abiertos, montañas, lagos espejados, aire limpio, playas con kilómetros de arena, sierras silenciosas y libertad.

Las sierras y cerros de Córdoba, con su particular microclima, sus tierras vírgenes y su energía armónica, comprenden ingredientes fundamentales para la relajación de la mente. Entre brisas suaves, tonalidades de verde esparcidas por colinas y aves sobrevolando el cielo, son miles los turistas de todo el mundo que eligen a esta zona para desconectarse.

El cerro Uritorco, por ejemplo, se consagró como una de las principales sedes si de fuerzas esotéricas se trata. La energía es tan fuerte que ya ganó fama internacional, particularmente, por el hecho de que varios aseguran haber visto ovnis y luces sobrevolando sus alrededores. Con una vibra característica, se convirtió en la casa oficial de terapias alternativas y técnicas de bienestar que van desde el yoga hasta el tai chi, motivo por el que se instaló a sus pies el reconocido Templo zen Shobogenji, dedicado a prácticas budistas.

Además, las posadas ecológicas en las sierras son destacadas para la espiritualidad, ya que poseen asentamientos ecológicos creados con el objetivo de favorecer el descanso y las experiencias revitalizantes. En este lugar es posible encontrar alternativas de cursos de meditación y sanación, wellness retreats, caminatas, programas de alimentación, retiros, terapias y más. Este es el caso de Nueva Castalia en San Marcos Sierras, Las Dalias en Traslasierra o La Posada del Qenti en Villa Icho Cruz, a pocos minutos de Villa Carlos Paz.

Por otra parte, la Patagonia es otro de los territorios de naturaleza inmaculada que favorecen la introspección y la distensión. Este territorio cuenta con picos montañosos imponentes, bosques profundos con aromas puros, dibujos sobre el agua cristalina de sus lagos y una energía que hacen que la contemplación sea, más que un objetivo, una condición.

Por ejemplo, el Parque Nacional Los Alerces, en Chubut, es un lugar en el que la naturaleza encontró un hogar para crecer ininterrumpidamente, a tal punto que dio vida al “Alerce Abuelo” de más de 2600 años. La sensación de estar bajo los 57 metros de alto de un tesoro natural milenario atrajo a millones de personas de todo el mundo. En este entorno, el arte de reflexionar y observar con detenimiento es casi obligatorio a la hora de conocerlo.

A su vez, Bariloche, en Río Negro, se presenta como otro lugar imperdible para la meditación. “Sentís un bienestar general en todo el cuerpo. Es mágico: conectás con las montañas, bajás un cambio, podés respirar hondo y te ayuda a entrar en un estado mucho más profundo. Sus cerros son increíbles para desconectar y salir de la rutina diaria”, afirma la coach ontológica Agustina Etchegoyen. Una práctica cada vez más popular en el destino es la de yoga SUP: hacer yoga sobre tablas de stand up paddle.

El Bolsón, por su lado, cuenta con decenas de centros de bienestar y se afianzó como la sede oficial del turismo holístico de la región. El cerro Piltriquitrón es el protagonista de esta localidad enclavada en un paraíso natural montañoso. Esa quietud y tranquilidad da lugar a propuestas que van desde la meditación hasta la reflexología, reiki, lectura de aura, yoga, acupuntura, masajes espirituales y más terapias de relajación.

Además, la localidad neuquina de Copahue, es un destino que encontró un lugar significativo en la escena del placer y el relax en Argentina. Es dueño de uno de los centros termales más ricos del mundo: almacena una amplia variedad de minerales como fangos, algas, vapores y aguas mineromedicinales a los pies del volcán. Sus más de diez mil metros cuadrados abarcan fumarolas, lagunas y más espacios beneficiosos para el cuerpo. En ese sentido, crearon el evento Copahue Medita, que fusiona el descanso con la salud y el bienestar e invita a turistas de todo el mundo a vivir una agenda de una semana con planes gratuitos y de wellness.

Finalmente, en la Costa Atlántica la amplitud de la arena se esparce sin límites a lo largo y ancho y se convierte en el espacio ideal para meditaciones profundas junto a amaneceres inolvidables. En Miramar, por ejemplo, el atractivo principal está en su secreto Bosque Energético, el cual cuenta con dos hectáreas que envuelven fenómenos, mitos y leyendas que van desde avistaje de gnomos u ovnis hasta estudios sobre propiedades electromagnéticas y teorías de la caída de un meteorito hace más de tres millones de años atrás.

Las playas de Chapadmalal, por su parte, son las más elegidas por surfers y jóvenes locales. Y junto con el deporte de tabla llegó también el yoga. Al ubicarse a sólo 25 minutos de Miramar, se extiende esa creencia de que existe cierta energía especial en la zona, y por eso las clases de surf suelen seguirse de otra de yoga para respirar esa armonía en medio de un paisaje repleto de acantilados, kilómetros de arena y atardeceres increíbles.