miércoles, 20, octubre, 2021
CubaOnLine

En el marco del COP26, se presentará la Declaración de Glasgow en la que el sector se compromete a reducir a 0 % las emisiones hacia 2050.

En noviembre se realizará la COP26, la conferencia que busca poner sobre la mesa las urgencias que el cuidado del medioambiente exige al mundo entero en pos de alcanzar un planeta más sano. En este contexto, desde la Organización Mundial del Turismo (OMT) están trabajando en un documento que permita trazar un camino que aporte a la acción contra el cambio climático. 

La denominada Declaración de Glasgow se compromete a reducir las emisiones globales, al menos a la mitad, en la próxima década y lo más que se pueda hacia 2050. «Esto sólo será posible si el turismo, al recuperarse, acelera la adopción de modalidades de producción y consumo sostenibles y redefine nuestro éxito futuro para considerar no solo el valor económico, sino más bien la regeneración de los ecosistemas, la biodiversidad y las comunidades”, indica el documento. 

Cada uno de lo adherentes a la Declaración se comprometerá a preparar un plan concreto de acción por el clima, o un plan actualizado, en el plazo de 12 meses desde la firma. «Conjuga las últimas investigaciones y los conocimientos expertos a nivel mundial para galvanizar la acción climática. Estará alojada en la web del Programa de Turismo Sostenible de One Planet, y apoyada por acciones recomendadas para que los agentes turísticos de todo el mundo la consideren parte de sus planes de acción, junto con otros recursos» detallaron desde la OMT sobre la declaración. 

Según datos oficiales, las emisiones del turismo correspondientes al transporte podrían aumentar, según las previsiones, en un 25% para 2030 con respecto a los niveles de 2016. 

Zurab Pololikashvili, secretario general de la OMT, manifestó: “Todos reconocemos que el turismo tiene un papel importante que desempeñar. Es altamente vulnerable al cambio climático y contribuye a la emisión de gases de efecto invernadero, a la vez que está bien situado para contribuir a la adaptación. Pero ninguna organización puede afrontar el reto por sí sola»