lunes, 20, septiembre, 2021
CubaOnLine

La asociación insistió en que no hay criterio científico para determinar los cupos diarios de pasajeros y que las medidas impactan en la conectividad.

En paralelo a la confirmación de la implementación de corredores seguros que lleva adelante el Gobierno nacional para reactivar el turismo extranjero (el aeropuerto de Mendoza ya recibió la autorización), la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) emitió un nuevo comunicado.
“Aunque los últimos anuncios del Gobierno muestran signos de flexibilización, Argentina sigue dando pasos lentos hacia una reapertura y todavía sin una visión clara para pasajeros y aerolíneas”, remarcaron.

En este sentido, hicieron hincapié en que desconocen el criterio científico que se está usando para determinar la cantidad de pasajeros que ingresan al país. “Los países que han adoptado un enfoque coordinado basado en riesgos para la gestión del control fronterizo han recuperado rutas. Mientras que, en Argentina, las medidas draconianas adoptadas hasta ahora están impactando la conectividad del país con el mundo, evidenciando una reducción en sus pares de ciudades de junio a julio de 2021 de 107 a 89”, dijo Peter Cerdá, vicepresidente regional de IATA para las Américas.
Asimismo, remarcaron que creen que no se están dando todas las condiciones para avanzar hacia una nueva normalidad. “Es hora de estimular la confianza mediante un plan claro que permita tanto a
operadores como usuarios, la previsibilidad necesaria para programarse y así generar una reactivación sostenida de la aviación en beneficio de todos los argentinos”, enfatizó Cerdá.

Sostuvo que por eso resulta necesario revisar la eficacia en los procesos y el tiempo de espera en los controles sanitarios a la llegada al país, principalmente en Ezeiza. Al respecto, detalló que deben ser estandarizados, rápidos y eficaces para evitar aglomeraciones innecesarias en los aeropuertos.

“Las personas necesitan volver a hacer uso de un servicio esencial de transporte aéreo, sin trabas o medidas que excedan lo realmente necesario para preservar la seguridad. Al entrar en la temporada de verano, necesitamos que la aviación comercial vuelva a ser viable para todos los argentinos. El país tiene que competir, tener precios razonables y dar los servicios esperados. De lo contrario, se seguirá poniendo en jaque la viabilidad de la operación y la conectividad aérea del país”, concluyó.