miércoles, 20, octubre, 2021
CubaOnLine

Carlos Stefani, CEO de Assist Card, habló con Mensajero sobre los avances en las asistencias para viajeros y destacó el rol que ocupa la tecnología en la compañía.

En Assist Card, la agilidad y la innovación para responder en contextos desafiantes son dos valores inquebrantables, que además resaltan en las apuestas que hace la compañía para brindar un servicio de excelencia, con una infraestructura robusta que le permite asistir a sus clientes de acuerdo al destino en el que se encuentren.

En ese marco, Carlos Stefani, CEO de Assist Card, dialogó con Mensajero y reveló cuál es el rol que ocupa la tecnología en estos tiempos:  “Los avances son determinantes. Tenemos una software factory interna. El departamento de IT tiene una marca propia que es Think by Assist Card en la que vendemos servicios para terceros”.

Por otra parte, el ejecutivo, quien ya lleva ocho años en la compañía, contó cómo lograron adaptarse a los cambios a partir de las primeras restricciones: “Cuando Argentina dispuso el aislamiento, nos manejamos muy rápido para montar toda la operación en formato remoto. Tuvimos que mandar 1300 personas a sus casas. De algún modo, la gran cantidad de dinero que veníamos invirtiendo desde hace varios años sirvió para cuestiones tan básicas como una notebook para cada empleado, por ejemplo, sin dejar de lado el software y la información de los clientes”.

Con respecto a los avances tecnológicos, un ejemplo concreto en el que puntualizó Stefani fue la App Assist Card, que ya lleva más de siete años en el mercado y con la cual la firma sigue trabajando para optimizar su experiencia de uso: “La plataforma está pensada para que el viajero pueda comprar, solicitar su asistencia y coordinar sus reintegros, todo de forma intuitiva y amigable“.

Luego de descargar la aplicación, el usuario puede registrarse a través de sus redes sociales, con las tecnologías de reconocimiento facial o mediante la autenticación de la huella digital. Además, permite incorporar al grupo familiar o de viaje y otorga la posibilidad de acceder a una videoconsulta con un médico las 24 horas, los 365 días del año.

Posteriormente, el cliente puede adquirir su producto Assist Card, y en el caso de que lo necesite, puede recibir colaboración de parte de un asesor comercial virtual, sin dejar de lado la asistencia médica. Es decir, en unos pocos minutos puede aguardar en la sala de espera virtual hasta ser atendido por un profesional del staff de salud, con dos idiomas predominantes como el español o el portugués.

Otra opción que contempla la firma es una visita médica a domicilio. Se solicita desde la app en tres pasos muy simples, sin la necesidad de hacer llamados telefónicos o escribir chats engorrosos. La tercera opción es la derivación de un paciente a un centro clínico en el que pueda ser atendido de acuerdo a la complejidad del caso.

Adicionalmente, desde la misma aplicación se puede solicitar otro tipo de asistencias ajenas a la medicina, como por ejemplo la pérdida del equipaje, un imprevisto muy frecuente en los viajes.

“A medida que vimos que no iba a haber vuelos aerocomerciales, tuvimos que tomar decisiones”.

Al hacer un balance sobre el trabajo alcanzado a lo largo de la pandemia, Stefani fue contundente: “Al principio desapareció el negocio porque no había vuelos. Miraba la página de Flightradar24 y era impresionante ver que ningún avioncito aparecía en la región. A medida que vimos que no iba a haber operaciones aerocomerciales, tuvimos que tomar decisiones, dimensionar la estructura a lo que eran los volúmenes del negocio. Desde ese entonces, internamente recurrimos al ‘cauto optimismo’, porque sabíamos que los viajes iban a volver, pero no teníamos las fechas exactas“.

Al detallar las acciones más destacadas en los últimos tiempos, Stefani explicó que “fue una gran decisión modificar las condiciones para incluir al COVID-19 dentro de la cobertura de asistencia médica por enfermedad”.

“Hay compañías que no se hacen cargo del coronavirus y no venden. COVID Extra también tuvo una gran relevancia. Si un pasajero se contagia estando de viaje, todo lo relacionado con la salud ya está cubierto en el producto básico adquirido con Assist Card, y además se mantiene en el caso de no poder regresar al país por estar en cuarentena y quedarse más días en el hotel. Otro gran cambio es que pudimos vender productos incluso para personas que ya estaban de viaje. Durante este tiempo escuchamos las necesidades que tuvieron nuestros clientes“, sumó.

Otro dato a considerar es que los pasajeros pueden solicitar sus reintegros simple y rápidamente. Deben adjuntar toda la documentación correspondiente y pueden ver el detalle de cada paso desde el historial de seguimiento, sin dejar de lado las asistencias solicitadas.

Un diferencial de la App Assist Card es el acceso a la información sobre dónde someterse a un test PCR de coronavirus de acuerdo al país en el que se encuentre cada pasajero, sin dejar de lado los descuentos preferenciales para los clientes o el voucher en distintos idiomas que posteriormente es presentado ante las autoridades migratorias de cada país.

Por último, otra herramienta de gran utilidad que resaltó Assist Card es la denominada Loop Your World, que permite buscar los puntos de interés más cercanos y la obtención de datos de gran relevancia mientras se hace un recorrido en tiempo real. Incluso, el programa, que está disponible en español, inglés y portugués, permite que se pueda utilizar sin conexión a Internet. Previamente se deben descargar las ciudades a visitar y hasta se puede fotografiar todo lo observado en realidad aumentada.

Leé el Ping Pong con Carlos Stefani en
la última edición de la revista Mensajero
.

España, el próximo objetivo
Inmediatamente después de que el país ibérico levantara la cuarentena obligatoria de 10 días para el ingreso de turistas argentinos, Assist Card recibió una gran cantidad de solicitudes para contratar el servicio de asistencia al viajero. En ese sentido, el tráfico por la web y las visitas diarias aumentaron en un 30%, mientras que el call center y las oficinas comerciales recibieron un 70% más de consultas.

Según un relevamiento interno de la compañía, España fue el tercer destino más buscado por los viajeros nacionales en julio, detrás de Estados Unidos y México, con dos ciudades que se destacaron por encima de las demás como Madrid y Barcelona.

De acuerdo a este estudio, los argentinos buscan pasajes con 70 días de anticipación cuando se trata de destinos internacionales y se estima que dedican un promedio de 14 días para visitar el extranjero.