miércoles, 20, octubre, 2021
CubaOnLine

La provincia está dialogando con Parques Nacionales para la puesta en valor del Circuito Sur con el Aconquija como protagonista.

El presidente del Ente AutárquicoTucumán Turismo (EATT), Sebastián Giobellina, mantuvo un encuentro con el titular de la Administración Nacional de Parques Nacionales (APN), Lautaro Erratchu.

En líneas generales, apuntan a poner a disposición los recursos necesarios para desarrollar infraestructura turística en el Parque Nacional del Aconquija.

Según explicaron desde el organismo provincial,  la meta es promover el desarrollo de la oferta turística del sur. “Es una zona caracterizada por su riqueza cultural y naturaleza exuberante, un diferencial que cobró aún más valor con la llegada de la pandemia y el consecuente posicionamiento del turismo al aire libre”, acotaron.

El Parque Nacional Aconquija abarca un área protegida de más de 75 mil hectáreas. “Debido a que constituye un diferencial y significa una gran oportunidad para el Turismo, solicité una audiencia para poner todos los recursos del EATT a disposición de la Administración de Parques Nacionales para desarrollar un Master Plan que lo convierta en un verdadero emblema del Circuito Sur”, destacó Giobellina.

Por su parte, Erratchu puntualizó en que la iniciativa va en línea con la política de esta gestión de articular en forma colaborativa y que las áreas protegidas sirvan al desarrollo y posicionamiento de las comunidades aledañas.
Como resultado de este encuentro, las partes acordaron llevar adelante una recorrida conjunta para relevar el estado del acceso y la infraestructura y, a partir de allí, coordinar acciones concretas para generar condiciones de accesibilidad y de aumento de la oferta turística.

“Más allá de que soy un enamorado de los Parques Nacionales, quiero destacar que hay parques de nuestro país que reciben miles de visitas cada año. Eso posibilita que puedan trabajar las agencias de viajes, los guías de turismo, los prestadores de turismo activo y una gran variedad de rubros porque, como siempre digo, el turismo es una actividad absolutamente transversal que genera beneficios directos e indirectos”, analizó.

Dentro de las proyecciones, precisaron que esperan que el parque reciba distintos perfiles de visitantes, por un lado los deportistas que van a entrenar al aire libre y en quienes disfrutan del senderismo con diferentes niveles de dificultad, en recorridos como los de La Ciudacita o la Laguna del Tesoro. Pero también los que van a hacer un picnic en familia o pasar un día de esparcimiento con niños de todas las edades.

El área protegida abarca parte de los departamentos de Tafí del Valle, Chicligasta, Alberdi, Río Chico y Monteros. Exponente de las ecorregiones de Selva de Yunga y Altoandina, resguarda las nacientes de los ríos Jaya y las Pavas, más de 400 especies de vertebrados, -entre ellas guanacos, lobitos de río, el gato andino, la ranita montana, el ocelote y el loro alisero-; una gran diversidad de flora e importantes testimonios arqueológicos.

“Si bien las áreas protegidas eran destinos elegidos por los turistas, a partir de la pandemia adquirieron mayor interés porque se trata de lugares al aire libre, donde se puede mantener distancia social y cuidados sanitarios a la par que se puede disfrutar de recursos naturales y paisajísticos sumamente atractivos”, destacó.