miércoles, 20, octubre, 2021
CubaOnLine

El gobernador Herrera Ahuad le solicitó al presidente la reapertura del puente que conecta Puerto Iguazú con Foz de Iguazú y la disminución de la tasa aeroportuaria.

El Previaje 2020 tuvo su puesta en marcha en octubre del año pasado, y en los balances finales de dicha edición Puerto Iguazú fue uno de los destinos que cobró mayor fuerza. Por eso no es llamativo que el presidente de la Nación, Alberto Fernández, lo haya elegido este fin de semana para realizar en las Cataratas del Iguazú, su atractivo turístico emblema, el relanzamiento del programa (ver nota). 

Para el Previaje 2 hubo que poner operativos otros sitios del interior de la provincia, con los programas de obras que se lanzaron oportunamente desde el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación. Pudimos sumar infraestructura en otros lugares que no son los más visitados por los turistas, pero que han potenciado el doméstico con instalaciones en campings, saltos y cascadas. Para Misiones es muy importante porque es un lugar donde se alberga biodiversidad”, analizó el gobernador Óscar Herrera Ahuad. A su vez, señaló que ahora están ejecutando el plan por segundo año consecutivo: “Esperamos que haya una etapa 2022”. 

Si bien otros destinos nacionales se han fortalecido, en Iguazú no ha sido así

Dentro de su discurso, el funcionario se refirió a la biodiversidad del destino y a la importancia de que se lleven a cabo acciones, y que haya sustento económico, para cuidar al medioambiente. “Nos cuesta muchísimo a los misioneros y a los argentinos en general limpiar el aire, los ríos, y a veces no tiene el valor agregado que sí tienen los cultivos transgénicos. Acompañamos desde el Ministerio de Cambio Climático de nuestra provincia y desde el Gobierno provincial y estamos a disposición para lo que sea necesario”, argumentó.  

Proyectos en puerta
El gobernador destacó que es un momento especial para Misiones porque el Previaje 2 genera grandes expectativas en volver a reactivar una zona de la provincia que quizás fue la más afectada en tiempos de pandemia. “Si bien otros destinos nacionales se han fortalecido, en Iguazú no ha sido así“, resaltó. 

Pensando en el futuro a corto plazo, Herrera Ahuad explicó que desde la provincia buscan contribuir con otras ideas en las que vienen trabajando y que considera que ayudarán a un mejor funcionamiento del destino. 
Conociendo las asimetrías que tiene nuestra provincia con otros países, estamos en un momento importante para desarrollar una prueba piloto de reapertura, de manera gradual, de nuestro puente internacional que une Puerto Iguazú con Foz de Iguazú teniendo en cuenta las condiciones sanitarias que se dan en ambos países“, analizó. Siguiendo con esta línea, explicó que los dos destinos tienen un alto porcentaje de inmunización y que este paso fue el único que quedó abierto en Argentina cuando se iniciaba la pandemia. Al respecto, detalló que en ese momento circularon cerca de 40 mil argentinos que estaban en otros lugares del mundo y pudieron mantener el status epidemiológico durante mucho tiempo. “Tiene un protocolo establecido y es eficiente. El Estado nacional ha cumplido con todos los requisitos que se han planteado en materia sanitaria como ser la construcción de los centros para testeo y control en esta región y ya tenemos otro en Puerto Iguazú próximo a inaugurar”, detalló. 

“Estamos a 15 km en línea recta del aeropuerto de Foz de Iguazú y hay una tasa diferencial en lo que hace al país vecino y es lo que desalienta a que las aerolíneas, principalmente las internacionales, vengan acá”

El gobernador apuntó que Puerto Iguazú ha tenido un descenso muy importante en cantidad de casos. Además, tiene un equilibrio epidemiológico que también permite que se pueda transitar este tiempo y animarse a tener una vía internacional y fortalecer el Previaje con una política regional importante que es lo que nutre a la zona norte de la provincia, indicó.
Por último, ponderó las obras que están haciendo en el Aeropuerto Internacional de Puerto Iguazú y además hizo un llamado a que se trabaje en las asimetrías que distancian a la terminal local de las ubicadas en países de la región. “Estamos a 15 km en línea recta del aeropuerto de Foz de Iguazú y hay una tasa diferencial en lo que hace al país vecino y es lo que desalienta a que las aerolíneas, principalmente las internacionales, vengan acá“, remarcó. Y cerró: “Albergamos las expectativas de ser competitivos, eso va a ayudar a la economía regional y a destino”.