jueves, 21, octubre, 2021
CubaOnLine

Santiago Cafiero y Carla Vizzotti anunciaron que desde mañana podrán entrar al país 1700 pasajeros por día. “Volveremos a impulsar el turismo”, afirmó Alberto Fernández.

Esta mañana, desde Casa Rosada, en un mensaje grabado en 12 minutos, Alberto Fernández, presidente de la Nación, adelanto en qué consistirá el nuevo Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que comenzará a regir a partir de mañana, con varias novedades en lo que respecta al turismo.

En el marco del Plan de recuperación de actividades de manera responsable y cuidadosa, el primer mandatario reveló que en una fase siguiente se habilitarán los viajes grupales para jubilados con esquema completo de vacunación.

Además, comentó que, siempre y cuando la situación epidemiológica lo permita, en primera instancia, se podría habilitar el ingreso de turistas extranjeros de la región que tengan las dos dosis aplicadas, aunque todavía no hay una fecha exacta.

Por otra parte, reconoció que la intención es apuntalar al sector: “Vamos a volver a impulsar el turismo”, indicó el presidente. Incluso, confirmó que en los próximos días, tal como se venía adelantando, van a relanzar el Previaje, que en su edición anterior permitió que quienes adquieran productos turísticos en Argentina accedan a un crédito por el 50% del valor consumido para utilizar en otros comercios de la industria. “Fue un plan muy exitoso”, aclaró Fernández.

Posteriormente, cerca del mediodía, quienes se pronunciaron al respecto fueron Santiago Cafiero, jefe de Gabinete, y Carla Vizzotti, ministra de Salud de la Nación.

En ese marco, anticiparon que a partir de mañana, luego de la publicación del DNU, se ampliará el cupo para ingresar al país. De esta forma, 1700 personas podrán entrar a la Argentina, a través de corredores seguros articulados con las provincias y con la fiscalización de que se haga efectivo el aislamiento obligatorio.

Por último, los funcionarios nacionales adelantaron que proyectan la reactivación de los viajes de egresados en septiembre, cuando los adolescentes sin comorbilidades comiencen a ser vacunados.