lunes, 20, septiembre, 2021
CubaOnLine

En julio, España creció en el número de contratados principalmente en el área de servicios producto de la reactivación.

El Ministerio de Trabajo y Economía Social de España presentó su informe de desempleo correspondiente a julio. Las miradas estaban puestas en estas cifras porque eran las primeras que iban a marcar el impacto en la reapertura de fronteras en el comienzo del verano europeo 2021.

A primera vista, el informe marca que el número de desempleados se redujo en todas las comunidades autónomas durante el mes pasado, incluso en seis jurisdicciones el nivel fue menor al del inicio de la pandemia. 

Algo que se ve a las claras cuando se analiza el gasto correspondiente al ERTE (equivale a una ayuda del estilo del ATP que se implementó en Argentina), es que el apoyo del Estado fue menos necesario, ya que ascendió a 427 millones de euros, siguiendo la tónica de reducción de esta partida.

“El paro registrado en las oficinas del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) descendió en 197.841 personas durante julio respecto al mes anterior, un -5,47% en términos relativos. Es la mayor caída en cualquier mes de la serie histórica y supera las de mayo y junio que también cerraron con una reducción récord”, aseguraron desde el organismo español. 

¿Pero por qué vincularlo directamente con la reactivación turística? Si se evalúan los números por sectores, más allá de que la baja es generalizada, en el rubro de servicios, el cual está dominado por la actividad, descendió en un 5,29%, es decir 133.658, superando a la construcción (-3,62%) y a la industria (-4,60%). 

Si se hace un mayor detalle, también se vio una baja al diferenciar por género, 104.891 desempleadas menos (-4,94%) respecto al mes anterior (las mujeres encabezan el ranking de los puestos vinculados a servicios). 

Por otro lado, en lo referido a comunidades Autónomas, en términos absolutos, las mayores caídas corresponden a Andalucía (-69.159 personas), Cataluña (-37.548 personas) y Canarias (-20.374), destinos turísticos por excelencia. 

Por último, hay que resaltar que los contratos indefinidos del mes de julio se dividen en cuanto a la duración de su jornada: 101.178 corresponden a tiempo completo, que se han incrementado un 21,77% respecto a julio de 2020; y 64.322 a tiempo parcial, que se han incrementado en un 10, 87% respecto al año anterior.

El resto de contratos, hasta completar el total de 1.838.250, son 13.880 de carácter formativo y 1.658.870 otros tipo de contratos temporales. Dentro de este último grupo destacan los Eventuales por Circunstancia de la Producción (de jornada a tiempo completo) con el 28,96% seguidos por los de Obra o Servicio Determinado (de jornada a tiempo completo) con el 23,33% del total de todos los contratos.