lunes, 20, septiembre, 2021
CubaOnLine

El Gobierno del país vecino confirmó una inversión de mil millones de dólares para el sector y estudia la posibilidad de incluir un impuesto para los viajes a la Argentina.

La semana pasada, el Instituto Brasileño de Turismo (EMBRATUR) informó que el Gobierno federal del país vecino tomó la decisión de diseñar un paquete de estímulo para el turismo de 1000 millones de dólares, el cual combinará subsidios, créditos, capacitación, unificación de protocolos sanitarios y presencia en ferias internacionales.

De esta forma, la intención es recuperar una actividad que representa el 8% del PBI de Brasil. De hecho, fue tal el impacto que se registraron pérdidas cercanas a los 73.000 millones de dólares para el negocio turístico y 474 mil empleos formales quedaron sin efecto por la pandemia que comenzó en 2020.

Entre enero y junio, el Gobierno encabezado por el presidente Jair Bolsonaro realizó 358 obras de infraestructura turística del norte al sur del país, que incluyen la reforma de costaneras, parques, plazas públicas, iluminación y pavimentación asfáltica, con una inversión de casi 208 millones de reales (42 millones de dólares), una iniciativa que generó 4.500 puestos de trabajo.

En efecto, la inversión en infraestructura forma parte de un paquete de cinco mil millones de reales aprobado en mayo de 2020, que creó el Fondo General de Turismo (FUNGETUR) con el objetivo de preservar puestos de trabajo y empresas turísticas en medio de la pandemia.

A su vez, entre enero y mayo de 2021, unos 1423 emprendimientos turísticos recibieron fondos del FUNGETUR, con desembolsos superiores a los 403 millones de reales, destinados principalmente a la capitalización de pequeñas empresas y con la creación de 1441 puestos de trabajo en todo el país como efecto inmediato.

Es importante remarcar que esta acción será la mayor liberación de fondos federales de la historia para el turismo brasileño, y a nivel privado, se distribuirán en un 80% para las pequeñas y microempresas (que conforman 90% del total de las compañías) y 20% para las de mayor tamaño.

En cuanto al turismo internacional, EMBRATUR retomó sus iniciativas de promoción en mercados internacionales como Japón, Estados Unidos, Canadá, Australia, Chile y en especial, Argentina, que representa el 40% del total de turistas extranjeros que llegan a Brasil.

Por otra parte, a principios de la semana pasada, Gilson Machado Neto, ministro de Turismo de Brasil, y su par de Economía, Paulo Guedes, mantuvieron una reunión para estudiar la posibilidad de fijar un impuesto para los brasileños que visiten la Argentina.

“Las demandas adoptadas por el gobierno argentino no están en línea con los objetivos del Mercosur, que surgieron precisamente para facilitar este tipo de relación. Esta tasa es muy dañina”, sostuvo el ministro Machado Neto.

“La adopción de la reciprocidad en la recaudación de este impuesto abrirá espacio para que los turistas brasileños recorran Brasil y conozcan países como Chile, Paraguay, Uruguay y toda Sudamérica”, finalizó el funcionario.