lunes, 25, octubre, 2021
CubaOnLine

La medida tomada por ATEPSA es en reclamo de mejores condiciones de trabajo para los controladores aéreos y técnicos de la aviación.

Hoy al mediodía, a través de una conferencia de prensa que se llevó a cabo en el hotel de la Asociación Técnicos y Empleados de Protección y Seguridad a la Aeronavegación (ATEPSA), Jonatan Doino y Marcelo Chávez, secretarios generales de la entidad, anunció que el próximo lunes 12 de julio habrá paro de actividades en vuelos comerciales a nivel nacional.

El sindicato que nuclea a los controladores aéreos y técnicos de la aviación es uno de los diez gremios que agrupa a los trabajadores aeronáuticos. Actualmente cuenta con 1200 afiliados, y en este contexto, es vital para la correcta operación de los aeropuertos nacionales.

Hace dos semanas se profundizaron las medidas de fuerza, ya que en primera instancia el cese de actividades afectó  a los vuelos de carga, aviones privados y aeroclubes, y en este contexto, notificaron que harán lo propio con las operaciones de cabotaje, aunque aclararon que respetarán todo lo que esté relacionado con sanidad: “Garantizamos que no se verán afectados el traslado de vacunas ni los insumos médicos. No vamos a perjudicar a la salud. Dependerá de las reprogramaciones cuántos aviones se verán afectados”, afirmó Doino.

Con respecto a los puntos de reclamo, Chávez explicó que está dirigido a la Empresa Argentina de Navegación Aérea (EANA), sociedad del Estado que trabaja bajo la órbita del Ministerio de Transporte de la Nación desde principios del 2020. “Hay incumplimientos en los contratos laborales. Reclamamos por más medidas de bioseguridad para los trabajadores y que se consideren esenciales en la vacunación. La falta de dotación y la suba de contagios lleva a que tengamos este tipo de inconvenientes”.

“Queremos recuperar salario, hubo una gran pérdida entre 2020 y 2021. No buscamos una imposición de la pauta estatal. Como trabajadores esenciales, exigimos sueldos acordes tal como establece la ley”, sumó.

Además, Doino reconoció que pidieron expresamente la reincorporación de una trabajadora que fue despedida sin causa en Comodoro Rivadavia. “Es un destino en el que faltan 14 controladores aéreos”, apuntó.

A pesar de los inconvenientes que puede generar un paro de actividades para un pasajero, el sindicalista aclaró que la intención es que ninguno se vea perjudicado: “hace un mes alertamos a las compañías aéreas para que los viajeros sepan las condiciones de su vuelo con suficiente tiempo de antelación”.

Al ser una medida exclusiva para vuelos nacionales y al ser consultado por las operaciones internacionales, Chávez reveló que los argentinos que están en el exterior podrán regresar sin ningún tipo de inconvenientes y reveló que la acción rige hasta el día 26 de julio. “En el caso de no encontrar una solución antes de esta fecha, presentaremos un nuevo cronograma de actividades”, cerró.