lunes, 18, octubre, 2021

Entre otras medidas, reclamaron la extensión del plazo de eximición de cargas impositivas y la posibilidad de comenzar a trabajar en circuitos por los barrios.

Si bien algunos rubros del turismo nacional se lograron reinventar para adaptarse a un contexto sanitario en el que la actividad se vio afectada desde un comienzo, otros sectores continúan conviviendo día a día con la incertidumbre y la imposibilidad se trabajar. Las restricciones al turismo y el cierre de las fronteras siguen calando hondo en el sector. En ese marco, y en una mañana fría y lluviosa, una veintena de guías de turismo se autoconvocaron en las puertas de la sede del Gobierno Porteño, para reclamar ante el Ente de Turismo de CABA una serie de medidas de contención para sostener a los trabajadores.

Quienes se acercaron a Uspallata 3160, en Parque Patricios, hicieron llegar un petitorio al ente en el que reclaman, entre otras cuestiones, la extensión del plazo de eximición de cargas impositivas; la agilización en la entrega de módulos alimentarios; y la gestión del seguro COVID-19 para la vuelta al trabajo, así como también la facilitación del material de protección personal.

Agostina Milanese, representante de los guías de turismo autoconvocados, habló con Mensajero y manifestó que la falta de respuestas por parte de las autoridades porteñas es lo que mantiene más intranquilo al sector: “La verdad es que de todos los pedidos que presentamos, el Ente no se eximió positivamente con ninguno. Hicimos propuestas para presentar circuitos descentralizados y guiar en otros barrios de la ciudad. Pero a todo eso recibimos respuestas vagas. Además, hemos pedido un ingreso mensual para poder subsistir, porque nosotros seguimos pagando los impuestos”.

En ese sentido, comentó que son 1100 los guías registrados en el Ente de Turismo de CABA y planteó que llevar el turismo a los barrios es una buena manera de “comenzar a mover la rueda”. “Nosotros tenemos hecho el sello Safe Travel, que demuestra que estamos al tanto y aprobamos los protocolos sanitarios para trabajar en pandemia. No podemos organizar de motu propio estos circuitos, pero sí a través del Ente, que no cuenta con la cantidad de guías necesarios para manejar los diferentes barrios porteños”, agregó.

Horas después de que Marta Laudani, una de los guías que se hicieron presentes en la manifestación, entregara el petitorio, Agostina Milanese le comentó las conclusiones a este medio: “Nos ofrecieron una reunión con el Ente, pero nos negamos, porque ya hemos tenido muchas, y por más que tienen muy buena predisposición, son personas que no tienen poder de decisión dentro del organismo. Entonces nos plantamos en el pedido de que nos reciba alguien que nos pueda ofrecer algo más. Así que la semana que viene, posiblemente el martes, tendríamos un encuentro con Gonzalo Robredo“.