martes, 19, octubre, 2021

Tanto FAEVYT como JURCA presentaron sendas solicitudes al Gobierno para que se revea el límite de ingreso de 600 pasajeros por día. 

Ayer, los lectores del diario Clarín y La Nación pudieron ver la solicitada presentada por la Cámara de Líneas Aéreas en Argentina (JURCA). En la carta le pidieron al jefe de Gabinete de la Nación, Santiago Cafiero que se reconsidere la Decisión Administrativa 6431/2021. Entre los puntos que resaltan, se incluye que la medida se tomó sin coordinación previa con los organismos y compañías intervinientes, y sin un plan de contingencia que facilite la “imperiosa” repatriación de los miles de argentinos que se encuentran en exterior sin solución de regreso.

“Esta drástica medida representa un tope promedio de dos vuelos diarios en todo el país, que equivale al 2% de lo que la industria transportaba prepandemia”, explica la solicitada en relación con los 600 pasajeros diarios que se permite que ingresen actualmente al país. 

En cuanto a la operatoria que rige actualmente, remarcan que si bien desde el Gobierno nacional se le dice a los pasajeros que se comuniquen con las aerolíneas, no pueden dar respuesta porque no les autorizaron vuelos posteriores al 12 de julio: “En consecuencia, ninguna compañía puede brindar una solución de viaje cierta a sus clientes con el agravamiento de que si el actual cupo máximo de 600 pasajeros diarios fuera prorrogado, y en función de la cantidad de pasajeros que se encuentran pendientes de retorno, la demora de muchos pasajeros para retomar a sus hogares podría extenderse hasta cinco meses”.

En este sentido, pidieron que haya mayor previsibilidad, como sucede en los más de 1500 destinos a los que se vuela, ya que temen que la situación se agrave más aún. 

“Esta drástica medida representa un tope promedio de dos vuelos diarios en todo el país, que equivale al 2% de lo que la industria transportaba prepandemia”

“Nuestra industria opera con los protocolos de bioseguridad aprobados por la Organización Mundial de la Salud y las autoridades de los diversos países desde y hacia los cuales volamos, incluyendo la obligación de los pasajeros de presentar PCR Negativo previo al embarque, el uso obligatorio de mascarillas por pasajeros y tripulantes durante todo el trayecto de vuelo y los sistemas de filtrado de aire HEPA, que eliminan el 99,9% de las partículas, virus y bacterias“, detallaron, entre otras cuestiones.  

Por lo tanto, pidieron una reunión urgente con Cafiero para analizar la “imperiosa” necesidad de programar vuelos que permitan el retorno de los argentinos que se encuentran en el exterior, así como la eliminación de cupos restrictivos, la ampliación de la capacidad de testeos por hora en los aeropuertos habilitados y que se permita que terminales aéreas internacionales de otros puntos del país sean autorizadas como corredores sanitarios seguros y la autorización de vuelos internacionales con tres meses de anticipación.

En esta misma línea,desde  la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (FAEVYT) también pidieron una reunión con Cafiero para destrabar la situación de los argentinos varados en el exterior. 

“Las medidas adoptadas con la Decisión Administrativa 643/2021 y la Disposición 1798/2021 de la Dirección Nacional de Migraciones respecto al cierre de fronteras y las nuevas restricciones a los viajes dificultaron al extremo el trabajo de las agencias de viajes y turismo, colapsando la capacidad de atención y generando una situación insostenible para el sector“, puntualizaron en relación con que no pueden dar respuesta, ya que no hay vuelos confirmados para después del 12 de julio. “Desde la Federación reiteran el llamado al diálogo para destrabar la situación de forma urgente”, insistieron. 

Por último, remarcaron en que la situación actual cuenta con agencias de viajes multiplicando sus tareas los siete días de la semana durante 24 hs para dar respuestas y acompañar a los argentinos varados en el exterior sin percibir honorarios ni retribuciones. “El trabajo de los agentes de viajes se ve afectado sin tener respuestas posibles debido a las decisiones tomadas por el Gobierno que exceden totalmente el rol de intermediarios de los agentes“, explicaron.