miércoles, 20, octubre, 2021
CubaOnLine

En línea con la medida anunciada por Carlos Bianco, jefe de Gabinete bonaerense, el ministro de Salud de CABA, Fernán Quirós, pidió “disminuir los viajes al exterior”.

Hoy por la mañana se realizaron dos conferencias de prensa que tuvieron como protagonista al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), compuesta por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y varios de los distritos del conurbano bonaerense. En ese marco, los funcionarios coincidieron en las medidas dispuestas para prevenir la suba de contagios de COVID-19.

Por un lado, Fernán Quirós, ministro de Salud porteño, pidió expresamente que se disminuyan los viajes internacionales para evitar el ingreso de la variante Delta del coronavirus. En paralelo, Carlos Bianco, jefe de Gabinete de la provincia de Buenos Aires, anunció que todos los bonaerenses que regresen desde el exterior deberán realizar un aislamiento obligatorio en hoteles, cuya estadía estará a cargo de los propios pasajeros.

“Tenemos que hacer los mayores esfuerzos para disminuir la cantidad de viajes internacionales y que quien no tenga necesidad imperiosa de viajar no lo haga. Cada personas que vuelve puede traer la variante Delta”, advirtió el ministro porteño en su habitual charla matutina con la prensa sobre la evolución del coronavirus.

Por otra parte, Quirós reconoció que es de suma importancia la reducción de viajes fuera de Argentina “especialmente en el próximo mes o mes y medio” con el objetivo de “completar la parte más intensa de la campaña de vacunación”. Además, solicitó que “haya la menor interacción posible con el exterior”.

Con respecto a los ciudadanos de CABA que arriban al Aeropuerto Internacional de Ezeiza, el ministro de Salud porteño explicó que a aquellas personas que arrojen un resultado positivo en el test de ingreso al país o a quienes no estén en condiciones de aislarse en sus domicilios se les ofrece cumplir la semana de cuarentena en un hotel, cuyos costos están a cargo del Gobierno de la Ciudad.

En ese sentido, los viajeros que den negativo al entrar al país y puedan realizar la semana de aislamiento en sus domicilios serán llamados para seguir la evolución diaria y recibirán una visita presencial para “dar garantías de que lo cumplen”. “Cuando concluya la semana de aislamiento serán sometidos a un PCR para confirmar su estado de salud”, sumó Quirós.

En torno a la Provincia de Buenos Aires, Bianco anunció que trabajan con sus equipos en una normativa que implicará que “toda persona que regrese del exterior con domicilio en la provincia de Buenos Aires se va a tener que aislar cuatro días en hoteles que vamos a poner a disposición mediante un registro. Los costos estarán a cargo de las personas que regresen del exterior. Posteriormente van a tener que cumplir el aislamiento total en sus casas, porque en total serán cuatro días en hotel y tres días en su domicilio”.

Es importante remarcar que el funcionario bonaerense confirmó que la resolución estará en vigencia a partir del 1° de julio. En ese sentido, destacó que los bonaerenses que viajen al exterior deberán firmar una declaración jurada específica en la cual se comprometen a cumplir con el aislamiento obligatorio en domicilios. Caso contrario, si se detecta algún incumplimiento, se hará la denuncia penal pertinente con multas de hasta 4,3 millones de pesos.

Casi al terminar la conferencia de prensa, el propio Axel Kicillof, gobernador de la Provincia de Buenos Aires, aclaró que “hay que evitar que los que se hayan ido al exterior y regresen al país esparzan el virus, sobre todo los que sean asintomáticos, ya que les puede dar el PCR negativo y empezar a transitar la enfermedad días después”.

“Lo más efectivo que se hace en muchos países del mundo es mantener a las personas aisladas siete días porque es un virus muy dañino para los demás”, pronunció el funcionario, quien además volvió a recordar que a pesar los controles hay un 30% de los viajeros que no cumple con los asilamientos.