lunes, 2, agosto, 2021
CubaOnLine

Pablo Sismanian, director de Productos Turísticos de INPROTUR, hizo un repaso por cada uno de los segmentos trabajados para atraer al público extranjero.

En el camino hacia la recuperación de la actividad y la posibilidad de la apertura de fronteras en el futuro, el Instituto Nacional de Promoción Turística (INPROTUR) participó del Ciclo de integración, reinvención y fortalecimiento de ecosistema turístico de Argentina orientado al mercado internacional organizado por Turtech, que se extenderá hasta el viernes 25 de junio, en el que trabajadores del sector podrán llevar adelante rondas de negocios.

En ese marco, Pablo Sismanian y Gabriela Escobar, director de Productos Turísticos y coordinadora en INPROTUR, respectivamente, comentaron que desde el instituto están trabajando en tres ejes principales. Uno de ellos es el mercado, analizando cada uno de los principales nichos que emiten turistas hacia el país. “Hoy estamos trabajando en los 15 principales y analizando su evolución en torno a la pandemia. Con la vacunación creciente en Argentina esperamos que pronto se puedan abrir las fronteras y de esa forma poder captar el turismo receptivo”, indicó Sismanian. Además, destacó la promoción que se está realizando a través de material audiovisual difundido en las redes sociales y la creación de nuevos productos para atraer a los viajeros.

“La Dirección de Productos se creó a partir de la llegada de Ricardo Sosa al Instituto Nacional de Promoción Turística”, comentó Sismanian previo a enumerar los principales segmentos en los que trabaja el INPROTUR de cara a la apertura internacional.

Con respecto al turismo gastronómico, el director sostuvo que la intención es tener una oferta federal y diversificada: “Salir de lo que es la carne como algo tan reconocido del país y poder incorporar las comidas regionales. Lo mismo pasa con el enoturismo, y en ese sentido estamos desarrollando un Plan de Marketing de Turismo del Vino”.

Con respecto a la oferta LGBT, Sismanian expresó que el objetivo es mantener el posicionamiento como destino líder en Latinoamérica en este segmento y que el turista se sienta bien recibido en el país. “Estamos realizando acciones en conjunto con la CCGLAR y trabajando en talleres con las provincias, los cuales, por el momento, se llevan adelante en formato virtual, aunque la intención es hacerlo de manera presencial cuando se pueda”, agregó.

“El turismo de reuniones es uno de los productos más destacados. El objetivo es mantener ese liderazgo que hemos logrado en el ranking ICCA, y por eso estamos trabajando para que los eventos no sean cancelados, sino postergados. Además, queremos recuperar la situación que teníamos antes a la pandemia una vez que podamos volver a trabajar. Para ello, hay protocolos que AOCA ha preparado y que dan todas las condiciones para poder desarrollar los congresos en Argentina. Hemos hecho un programa que se llama Reencontrarse, con más de 4000 asistentes que participaron de forma virtual” detalló.

En relación al turismo educativo e idiomático, el director de productos explicó que se está haciendo un relevamiento para identificar la oferta que tiene el país y promocionarla internacionalmente: “Estamos trabajando con el Ministerio de Educación y las universidades públicas y privadas en el desarrollo de productos para que los estudiantes vengan no sólo a hacer carreras de posgrado y maestrías, sino también para estudiar el español”.

De cara a la temporada de invierno, Sismanian destacó el rol de Argentina en torno al turismo de nieve y dijo que quieren posicionar al destino tanto para los países de la región como para que sea contraestación para el público de Europa y Estados Unidos: “Estamos trabajando con la cámara que nuclea a los centros de esquí y a partir de esa unión logramos en noviembre hacer una campaña de preventa de nieve que fue muy bien recibida por el público brasileño principalmente”.

“Alta gama es un segmento muy importante para Argentina. Tenemos una oferta muy importante no sólo en hotelería sino también en servicios. En ese sentido, mantenemos la presencia en Virtuoso, ILTM, Emotions y las principales ferias del segmento, analizando qué eventos vamos a poder realizar trayendo a los grandes medios de comunicación internacionales”, indicó el especialista.

Por otra parte, INPROTUR está trabajando en conjunto con la Comisión Argentina de Turismo Religioso, preparando propuestas y programas que puedan abarcar a todos los credos, para atraer a los viajeros a vivir la experiencia en Argentina. “Queremos que la oferta figure en los catálogos internacionales en al menos cinco touroperadores para estar en el imaginario de quienes organizan viajes que tienen que ver con peregrinaciones a nivel internacional”, expresó Sismanian.

En relación al turismo de salud, indicó que el segmento se divide en dos nichos, los que llegan al país a hacer tratamientos médicos y aquellos que vienen atraídos por el turismo termal. Con respecto al primero, detalló que Argentina cuenta con una oferta reconocida, no sólo por los hospitales, sino también por la calidad de los profesionales: “Estamos trabajando con la Cámara Argentina de Turismo Médico en capacitaciones y haciendo un relevamiento de la oferta que tenemos, pero además sumando experiencias para que los acompañantes de quienes se vienen a atender puedan disfrutar de los atractivos turísticos”.

Por otra parte, en torno al turismo de bienestar lo que busca el INPROTUR es mostrarle al viajero internacional el foco que se hace en las actividades curativas que brinda el termalismo, así como también la práctica de acciones que tienen que ver con el cuidado personal y la alimentación.

Al momento de hablar del turismo de naturaleza, Sismanian destacó que “va a ser uno de los principales atractores del turismo internacional”. “El Ministerio de Turismo tiene un programa que es la Ruta Natural y nosotros desde INPROTUR la vamos a promocionar. Estamos desarrollando talleres con todas las provincias en este aspecto y buscando crear una certificación de especialistas en el segmento para que los prestadores que participen de este programa tengan este respaldo. Asimismo, cerca de fin de año queremos organizar un evento de turismo de naturaleza mostrando toda la oferta e invitando a los buyers internacionales”.

“El turismo de cruceros es un mercado muy importante para nosotros. Buscamos que quienes vengan a Argentina en crucero puedan vivir otras experiencias, viajar a otros destinos y conocer la ciudad en la que recalan. Estamos en comunicación constante con las navieras para ampliar el tiempo de estadía y viendo la posibilidad de ser miembros de CLIA”, detalló Sismanian.

Finalmente, se enfocó en el turismo deportivo, apuntando en dos productos principales: la pesca deportiva y el golf. En ese sentido, sostuvo que la intención es posicionar a Argentina como destino para el fly fishing en la Patagonia y el Litoral, así como también desarrollar nuevos destinos en el norte para la actividad. Con respecto al golf, indicó que el país tiene más de 300 campos que se están promocionando actividades paralelas para que los deportistas puedan viajar con sus familias: “Es uno de los productos que van a captar mucho turismo internacional porque tiene que ver con el aire libre, el lujo y las experiencias”.