lunes, 2, agosto, 2021
CubaOnLine

“Habrá nuevas medidas para los que llegan de viaje”, dijo Florencia Carignano. Se sancionará económica y penalmente a quienes violen la cuarentena de siete días.

En el marco de los controles dispuestos por el Gobierno nacional para impedir el ingreso de nuevas cepas de coronavirus, Florencia Carignano, directora nacional de Migraciones, anticipó que habrá nuevas medidas para las personas que regresen a la Argentina.

La semana pasada, el organismo que registra los ingresos y egresos de personas al país realizó 747 inspecciones de domicilios declarados en Ciudad de Buenos Aires, Provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Chubut, Mendoza, La Rioja, Corrientes, Jujuy y Salta para constatar el cumplimiento del aislamiento. Sin embargo, en los operativos detectaron 287 infracciones, lo que representa más del 38%.

“Vamos a denunciar penalmente a los irresponsables que no cumplieron con la cuarentena después de viajar”, detalló la funcionaria en una entrevista con El Destape Radio. Es decir, se formalizará una acusación directa contra las personas involucradas en estas faltas por incumplir los artículos 205 y 239 del Código Penal, bajo la figura de “violación a medidas contra epidemias y desobediencia a autoridad pública”.

268

“A las personas que incumplen la normativa le corresponden penas de tres a cinco años, no es broma”, sumó Carignano, además de resaltar que “propagar una enfermedad contagiosa, que es un delito, lleva a prisión”.

Durante la entrevista, la directora nacional de Migraciones explicó que “los que llegan al país tienen que estar aislados siete días como si tuvieran el virus”.

Ante la llegada de nuevas cepas, Carignano reconoció que las cuarentenas son vitales para controlarlas. De todas formas, criticó el proceder de las personas que violaron las normativas: “Hay argentinos que vienen de afuera y que aún no entienden que tienen que aislarse. Hay muchos irresponsables que viajan y no les importa nada. No puede ser que algunos no comprendan todo lo que se pone en juego. Necesitamos retrasar lo más posible el ingreso de estas variantes para seguir avanzando con la vacunación y alejarnos del invierno que, de por sí, suele tener a raíz de las enfermedades estacionales un aumento de cuadros respiratorios complejos”.

Ante este panorama, la funcionaria reconoció que “se están analizando todas las propuestas para controlar más y mejor a quienes vienen de afuera”. “En los próximos días habrá nuevas medidas para los que llegan de viaje. Necesitamos proteger a todos los argentinos. Vamos a tomar todas las acciones necesarias para mejorar el control de las personas que llegan del exterior”, aclaró.

Respecto a los aislamientos, la directora nacional de Migraciones admitió que “sería una solución ideal implementar la cuarentena en los hoteles para las personas que regresan de viaje y así poder tener un mayor control, pero es complicada la logística”.

Consultada sobre una eventual apertura de fronteras, Carignano dijo que están trabajando para hacerlo a fin de año: “Tenemos la esperanza de que habrá una mayor cantidad de argentinos vacunados, entiendo que va a ser el momento de empezar a flexibilizar las restricciones y va a ser más fácil entrar y salir del país”.

En virtud de las declaraciones de Carignano, Santiago Cafiero, jefe de Gabinete de la Nación, adelantó que “habrá sanciones económicas y penales para aquellos que violen la cuarentena obligatoria de siete días al regresar al país”.

“El esquema es claro y hay que cumplirlo porque si no corremos el riesgo de que ingresen nuevas cepas al país. Le pedimos a las jurisdicciones, que son las encargadas de realizar los controles, que los ajusten un poco más sobre las personas que llegan al país desde el exterior. Deben hacer el aislamiento obligatorio en sus casas”, finalizó el funcionario.