miércoles, 20, octubre, 2021
CubaOnLine

Matías Sket, director ejecutivo de AOCA, dialogó con Mensajero y analizó el contexto que atraviesa el turismo de reuniones en Argentina.

A partir de la crisis que atraviesa el sector por la pandemia de coronavirus, cuyas consecuencias siguen manteniéndose y por momentos hasta empeoran, las organizaciones y asociaciones pertenecientes al turismo de reuniones siguen considerando distintos procesos y acciones a realizar para avanzar en la apertura de la actividad.

El objetivo es atraer una cantidad considerable de visitantes para que puedan conocer las bondades gastronómicas, culturales, medioambientales o patrimoniales que giran en torno al MICE. En ese sentido, Matías Sket, director ejecutivo de la Asociación Argentina de Organizadores y Proveedores de Exposiciones, Congresos, Eventos y Burós de Convenciones (AOCA) dialogó con Mensajero para dar precisiones sobre el impacto que hubo en el turismo de reuniones: “Tenemos una situación a nivel internacional, otra regional y otra nacional. La pandemia no se manifestó de la misma manera en todos los lugares. En algún momento atravesamos una determinada fase y no necesariamente el resto de los países del mundo o de la región afrontaron el mismo contexto sanitario”.

Por otra parte, Sket detalló cómo fue el escenario que atravesó el MICE a partir de las cuarentenas que se dictaron en distintos países: “Afrontamos un escenario de cancelaciones, planificaciones y postergaciones de eventos. Todas estas acciones son las que midió ICCA a nivel internacional, para analizar cómo se comportaron los eventos en el mundo y particularmente en la región. La finalidad es determinar qué porcentaje se canceló, cuántos cambiaron las fechas y cuáles se hicieron en formato virtual o híbrido”.

Al medir el impacto en términos estadísticos, el director ejecutivo de AOCA indicó que en el país durante el primer trimestre de 2020, que fue el único operativo que tuvo Argentina, la incidencia anual rondó el 11%, cifra que es la que alcanzaba el segmento en un año prepandémico. “Ese fue el impacto económico positivo del turismo de reuniones”, señaló.

Durante la entrevista, Sket explicó cómo fue el trabajo que hicieron con el Instituto de Promoción Turística (INPROTUR) al momento de conformar el Observatorio Económico del Turismo de Reuniones de la República Argentina: “Estamos diseñando algo similar al trabajo que hicimos para 2019. Más allá del primer trimestre en el que tuvimos la ‘vieja normalidad’, analizamos cómo se comportó el segmento entre el 20 de marzo y el 31 de diciembre de 2020”.

En paralelo, el directivo reconoció que el turismo de reuniones en Argentina atraviesa “una situación de indefinición y pocas perspectivas”, aunque dejó en claro cuál es la intención por parte de AOCA: “Tenemos la necesidad de salir de este contexto urgente. Queremos otorgar un marco de planificación y previsibilidad al sector. Hoy en día, la actividad del MICE en todo el territorio está restringida. Es muy difícil vender y comercializar un evento cuando el segmento está cerrado”.

Al profundizar en el tema, Sket dijo que “es dramático todo lo que está pasando en el sector”: “Es el peor momento de la historia. Muchas unidades de negocio de las empresas hoteleras o gastronómicas se relacionan con el turismo de reuniones. Si hablamos de turismo receptivo, uno de cada cuatro pasajeros internacionales que llegan a Argentina vienen para afrontar reuniones. Es una clara muestra de cómo afecta específicamente la crisis de estos dos rubros puntuales respecto al MICE. Aproximadamente, el 40% de los participantes en promedio de un evento en Argentina no residen en el lugar. Fue un impacto terrible para la industria, pero aún más grave para el turismo de reuniones”.

En este sentido, Sket comentó que desde julio de 2020, AOCA fue una de las primeras entidades en tener conformado un protocolo internacional consensuado, unificado y homologado por el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación junto con las autoridades sanitarias del país y organizaciones internacionales, pero aún no lo pudieron implementar.

“La apertura de nuestro segmento estará ligada a la campaña de vacunación. Es un análisis a nivel mundial que pasa en todos los países. Las actividades se retoman conforme a la cantidad de dosis que se aplican. Es decir, los mercados que hayan tenido cierto éxito en inocular a su población serán los primeros que podrán reactivarse. Es lo que se ve en Europa, por ejemplo”, agregó Sket.

Por último, respecto a la ubicación de Argentina en el ranking ICCA a futuro, el ejecutivo reconoció que “partirá desde un lugar muy bueno”: ” La última foto de la vieja realidad o normalidad fue la foto positiva del país en el primer puesto del ranking ICCA en Latinoamérica. De todas formas, creo que vamos a tener que revalidar ese compromiso, ese desafío puntual. AOCA está muy enfocado en contener al sector para seguir trabajando con las políticas que permitieron estar en lo más alto del podio”.