lunes, 14, junio, 2021
Fitur

Los profesionales que reciben, orientan y asisten a los viajeros celebran su fecha especial por el nacimiento de Perito Moreno. La palabra de Elizabeth Bocca.

Hoy, 31 de mayo, el sector celebra el Día del Guía de Turismo en torno a la conmemoración del nacimiento en 1852 de Francisco Pascasio Moreno, más conocido como Perito Moreno, un científico, naturalista, explorador y  geógrafo argentino considerado como el primer guía turístico nacional.

En sus inicios, Moreno fue un gran promotor de experiencias turísticas. Por ejemplo, a los 21 años emprendió su primer viaje con destino a la Patagonia, una región que estudió a fondo y a la que volvió en varias oportunidades.

Tan importante fue la figura de Perito Moreno que el gran glaciar ubicado en el departamento Lago Argentino, acaso el principal atractivo turístico del Parque Nacional Nahuel Huapi, recibió su nombre.

De todas formas, la fecha del Día Nacional del Guía de Turismo fue establecida en el año 1992, en un Encuentro Nacional de Guías de Turismo de la República Argentina, en Resistencia (Chaco).

En ese contexto, Elizabeth Bocca, técnica y guía superior de turismo, presidenta de la Asociación de Guías Profesionales de Turismo de la Ciudad de Villa Carlos Paz y secretaria de la Cámara de Turismo de Villa Carlos Paz, dialogó con Mensajero y transmitió cuáles son sus sensaciones en este día tan particular: “Ser guía es un orgullo. Soy embajadora de mi destino, soy quien le dice ‘bienvenidos’ a todas las personas que nos visitan. Soy la que abre la puerta de mi casa para que la gente pueda vivir las mejores experiencias. Mi intención es que se vayan contentos y quieran volver a visitarnos”.

“Decidí ser guía cuando descubrí que vivía en una ciudad turística como Villa Carlos Paz, con un enorme potencial para crecer de manera profesional”, agregó.

Por otra parte, la guía turística analizó el presente que están atravesando los profesionales: “Es una situación muy dura. Estamos en un proceso de renovación en el que tenemos que reinventarnos y reestructurarnos. Hay dos opciones: o viramos hacia otra actividad, o vemos la forma de plantear un escenario turístico distinto, en el que podamos seguir haciendo nuestro trabajo de una manera diferente con todas las medidas de bioseguridad”.

Bocca, quien se recibió en 2005 como Técnica y Guía Superior de Turismo en el Instituto Arturo Illia de Villa Carlos Paz y posteriormente hizo la Diplomatura en Derecho Ambiental, destacó cuáles son las principales virtudes que deben tener los guías: “Tienen que tener condiciones actitudinales y aptitudinales. Sus cualidades deben ser la empatía, el carisma, debe ser sociable y mantener una hermosa sonrisa, porque es una línea curva capaz de solucionar todo. Además, es fundamental que tengan una formación técnica y ética. Tienen que estar actualizados en todo momento y tener toda la información a su alcance frente a cualquier inquietud que tengan los turistas”.

Al momento de reconocer qué es lo que más le genera orgullo en su trabajo, Bocca explicó que la idea es “materializar los sueños de la gente y ser la intermediaria entre el patrimonio y los turistas”. “Soy la encargada de difundir mi propia cultura. Poder contar historias de los rincones de mi provincia es algo mágico”, sumó.

Respecto a las herramientas más importantes de su trabajo, Bocca detalló que la información, la lectura, el teléfono, el micrófono, los mapas, el GPS, el botiquín de primeros auxilios, el kit de turismo en pandemia y los protocolos “son fundamentales”. Sin embargo, reconoció que la principal es la voz: “Con ella podemos cautivar a los visitantes. No es lo que decimos, sino cómo lo decimos. Es ver cómo se lo manifestamos a quienes nos escuchan. Es captar la información de esa persona y llevarla de la realidad a un mundo mágico”.

Por último, la presidenta de la Asociación de Guías Profesionales de Turismo de la Ciudad de Villa Carlos Paz explicó lo que necesitan para salir adelante: “Queremos trabajar y precisamos un fuerte apoyo de los sectores que promocionan los destinos de nuestro país. Los guías de turismo nos preparamos todos los días para salir de esta situación. Es el único método que tenemos a nuestro alcance. Lógicamente para poder cumplir con ese fin precisamos de herramientas y elementos de bioseguridad para garantizar que se cumplen las recomendaciones sanitarias, más que nada para no fracasar en el intento. Creo que necesitamos estar más visibilizados y formar parte de los proyectos de ley para no quedar desamparados en situaciones como la que nos toca vivir hoy. Ha habido ayudas y se agradecen, pero llegaron tarde y fueron insuficientes”.