viernes, 18, junio, 2021
Anato

La pandemia agilizó el proceso de digitalización que el sector venía encarando hace un tiempo. ¿Qué herramientas incorporaron los destinos nacionales?

 En los últimos años, el turismo se ha visto ampliamente beneficiado por el avance de la tecnología. Desde las páginas web destinadas a realizar reservas de manera online hasta la evolución de las cámaras de fotos a formatos más fáciles de transportar, los aportes del mundo 2.0 abrieron la cancha para que los viajeros puedan desligarse cada vez de más preocupaciones y disfrutar del recorrido de una forma diferente en cada visita.

Una de las tecnologías más explotadas por las empresas del sector es la realidad aumentada. La alta demanda de información por parte de los turistas, sumada a la intención de no renunciar a su independencia, ha llevado a las empresas a volcar su base de datos en aplicaciones a través de las cuales los clientes puedan realizar consultas en tiempo real según el punto del destino en el que se encuentren.

En contexto

Para conocer en qué lugar está parado el país en materia de tecnología en turismo, distintas compañías de marketing conversaron con Mensajero acerca del avance que han mostrado algunos actores de la industria. Carlos Carrascal, Head of Innovation en Turtech y Co-founder & Mannaging Director en Travelbot, explicó que en el sector privado de Argentina, al igual que en toda la región, existe una considerable disparidad entre los diferentes rubros, aunque los más avanzados son la hotelería, las aerolíneas y las grandes agencias de viajes. “Por otro lado, el sector público está haciendo esfuerzos desde hace tiempo para nivelarse y ser quien acompañe a la inclusión digital de sus actores. Acá encontramos también algunas provincias con una mejor dinámica en este camino que otros. Por ejemplo, Corrientes lanzó una plataforma para que más de 300 prestadores turísticos de su territorio tengan su propio ecommerce”, sostuvo.

Por su parte, Lis Martinez, Project Manager en Travelbot, expresó que analizar el avance tecnológico del turismo nacional resulta complejo, debido a que se ven realidades diferentes según la provincia, localidad o población: “Hay ciertos destinos que se encuentran a la vanguardia, incorporando la tecnología en el desarrollo y promoción turística. Pero también encontramos en varios rincones del país infinidad de actores que presentan dificultades en la incorporación de tecnologías al sector, como el acceso a las telecomunicaciones e internet, incluso hoy en día. Este obstáculo los pone en un escalón muy inferior a otros actores del país”. Asimismo, destacó que ha habido un crecimiento constante en los últimos años en la incorporación de tecnologías al turismo.

Una estrecha relación

Con el correr de los años, el uso de dispositivos móviles y tablets ha ido incrementando y, por consiguiente, el turismo ha tenido que adaptarse a esa realidad. El auge de los smartphones ha repercutido en un perfil de viajeros hiperconectados en busca de información y experiencias que combinen lo real con lo virtual. En ese sentido, la realidad aumentada ha aparecido para fortalecer esta relación. La herramienta se presenta como una oportunidad para los viajeros que desean descubrir un destino, ya que no solamente le permite conocer el entorno y su oferta turística, sino que además lo integra dentro del mismo.

“Es una apuesta para las ciudades que buscan diferenciarse y focalizar los esfuerzos en la promoción turística, ya que esta solución permite a los destinos generar el incentivo de viaje y mejorar la experiencia. Propicia al turista la obtención de mayor información del destino, aumentar la interacción, implicación e inmersión del visitante, lo que redunda en una mayor satisfacción, incremento de la confianza y seguridad en el destino al sentirse parte de esa experiencia”, detalló Ariana Marchisotti, Business Integration Manager de Madzen & Turtech.

Asimismo, sostuvo que en el contexto de la pandemia ha profundizado la oportunidad que la realidad aumentada ha significado para los destinos turísticos, no sólo a partir de la necesidad de viajar, sino también en la sensación de conocimiento y seguridad que se ha transmitido a los futuros visitantes.

Ciudades inteligentes

Según Marchisotti, el concepto de Smart City surgió “en respuesta a los nuevos desafíos que se presentan a nivel mundial, los cuales permiten repensar la realidad propiciando la mejora en la calidad de vida de los ciudadanos y del planeta y una mejor gestión de los negocios”. Asimismo, detalló que los ejes de desarrollo que componen esta idea son: sostenibilidad y ciudadanía, innovación digital, desarrollo económico, gobernanza y movilidad.

A través de estas herramientas, las compañías pueden trabajar en la construcción de un modelo que repercuta en la experiencia turística del visitante, facilitando su interacción e integración en el entorno.

En Argentina existen algunas ciudades que ya han comenzado a implementar este tipo de tecnologías para desarrollar el turismo. En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, por ejemplo, los viajeros pueden usar la app “Travel Buenos Aires” en 200 puntos, como la Casa Rosada o el Congreso, y recibir información acerca de la construcción de los edificios, la
función como sedes del poder ejecutivo o legislativo, hechos históricos y otros datos relevantes. Esta herramienta fue desarrollada por el Ente de Turismo y no requiere conexión a internet para su funcionamiento, sólo la activación del GPS. Otro ejemplo es el de Tierra del Fuego, donde el Ministerio de Ciencia y Tecnología provincial, con la participación de la Secretaría de Turismo de la

Municipalidad de Ushuaia, la Fundación Ushuaia XXI y la Universidad Nacional de Tierra del Fuego, se desarrolló la plataforma llamada “WAIA” que cuenta los secretos del pasado de Ushuaia. Es la primera aplicación de realidad aumentada de la capital fueguina que permite reconstruir emblemas de la ciudad, como el solar donde se enarboló por primera vez la bandera argentina, el Museo Marítimo o el Museo del Fin del Mundo.

Una ventana abierta

Así como hay algunas localidades que ya se encuentran incursionando en la Realidad Aumentada, hay otras que todavía no han ingresado en este nuevo universo. Leonardo Kosaka, Lead Project Manager en Madzen, comentó que aquellos destinos turísticos que deseen incorporar esta tecnología a sus experiencias o recorridos deben desarrollar una aplicación que les permita incorporar la cámara del dispositivo y la ubicación geográfica. Además, tendrán que crear contenidos especiales, ya sea utilizando herramientas de terceros o contratando un equipo interno de desarrollo que trabaje en la creación de los mismos.

“Hay aplicaciones como Metaverse que disponen de un estudio creativo en línea para crear experiencias de Realidad Aumentada simples y que cuentan con un banco de imágenes 3D para superponer sobre la imagen del dispositivo. Otras como ActionBound permiten realizar una ‘búsqueda del tesoro’ en ciudades, atravesando los principales puntos turísticos de una ciudad”, ejemplificó.

Por su parte, Constanza de la Cruz, Co-Founder de Madzen & Directora de Turtech, manifestó que actualmente hay poca integración de información entre los diferentes actores de la actividad turística. “En Latinoamérica creo que es debido a dos principales razones: la privacidad del uso de la misma de los pocos que tienen grandes infraestructura de tecnología y la fragilidad tecnológica en actores pequeños y medianos”, explicó.

En ese sentido, indicó que empresas grandes como aerolíneas y OTAs, así como la gestión pública de destinos realizan acciones de cruce de información para aprender de comportamientos de consumo y estimular la demanda “Por otra parte, las pymes y gestión pública en su gran mayoría trabajan con infraestructura tecnológica que resuelven necesidades concretas e inmediatas pero carecen de la buena práctica en estos temas de contar con recursos para poder realizar experimentos e iniciativas que vayan un poco más allá”, agregó.