sábado, 18, septiembre, 2021
CubaOnLine

Según un informe que difundió AHT, el sector registra 226 empleos menos cada día. En un año, la industria turística perdió más de 80.000 puestos de trabajo.

En Argentina, uno de los sectores más afectados por la pandemia fue nada más y nada menos que la hotelería. Propiedades que cerraron, la imposibilidad de recibir turistas como huéspedes y montos económicos muy altos para abonar son algunos de los ejemplos más comunes a lo largo del año y medio de crisis.

En ese contexto, la Asociación de Hoteles de Turismo de la República Argentina (AHTRA) publicó un informe en el que se constata el ritmo de 226 empleos formales perdidos por día desde el comienzo de la pandemia. La caída del empleo representa un 21%, con más de 85.000 puestos de trabajo perdidos en el sector turístico, lo que finalmente representa un retroceso de 15 años.

Aún con la normativa vigente que impide los despidos y exige doble indemnización, la hotelería, considerado como uno de los mayores empleadores formales del sector privado en la economía nacional, perdió 15.000 puestos de trabajo.

“Estamos perdiendo 226 puestos de trabajo formales por día en Argentina desde el inicio de la crisis por el COVID-19. Nos llevó al menos 14 años generar esos 15.000 puestos de trabajo que hoy ya no están en la hotelería, mientras que la industria turística ya perdió 85.000 empleos. En este contexto, no somos optimistas respecto de cuánto tiempo nos llevará volver a alcanzar este nivel de empleo formal”, reconoció Roberto Amengual, presidente de AHT.

“El turismo genera tres veces más empleo formal privado que la industria por completo. con un porcentaje de formalidad en la hotelería del 92%”, agregó el ejecutivo.

Según datos del Instituto de Estudios Económicos sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL), en los últimos ocho años, con dos gobiernos distintos, el empleo privado creció un 1,51% en total (0,2% por año); mientras que en el turismo aumentó un 4,83% (0,68% por año). Es decir, el empleo formal en hoteles creció el triple que en el resto del sector privado. Además, la hotelería impulsó la inserción de sectores de menor nivel educativo y los profesionalizó.

Comparado con otras inversiones productivas, la hotelería es uno de los sectores que más puestos de trabajo genera, tanto en la construcción como en la operación. Son 13.1 empleos por cada millón de dólares invertido, mientras que el agro genera 4.5 y la industria automotriz, 3.6.

¨Somos empleo intensivos, pero esta caída nos lleva a niveles de los años 80 respecto del valor económico generado. La crisis sanitaria impactó en el turismo como un verdadero terremoto: entre 1.700 y 2.000 hoteles dejaron de existir. Es el sector que más empleadores perdió¨, explicó Amengual.

El año 2020 cerró con una caída del 68% en la actividad, según datos de IERAL. Incluso, se recibieron 32 de cada 100 turistas registrados antes de la pandemia. Si se considera el período Abril/Diciembre 2020, con plenas restricciones, la caída es del 93%. A su vez, los viajeros hospedados entre Febrero 2020 y Febrero 2021 cayeron un 38.5%. En Mar del Plata, la caída fue del 62% interanual, y en CABA mucho mayor, con un 84%.