viernes, 18, junio, 2021
Anato

En una feria atípica por el contexto sanitario que vive el mundo, el novedoso stand del país se muestra como uno de los más activos y con mayor cantidad de propuestas.

Un obelisco de metal, que interminentente nombra a todas las regiones del país, funciona como un faro en medio de la 41a edición de FITUR.
Este ícono es el que da la bienvenida al stand de Argentina. Que además de ser novedoso en cuanto a tecnología también lo es en cuanto a sustentabilidad, ya que al ser un camión el que engloba toda la estructura, a diferencia de otros stand, en el Nacional no se deshechará ninguna de sus partes y por lo tanto se apunta al reciclaje y su reutilizacion en las próximas ferias y eventos  europeos en las que participe el país.

En este espacio es que tanto el ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías Lammens; y el secretario ejecutivo de INPROTUR Ricardo Sosa, mantuvieron una amplia agenda de actividades que estuvieron concentradas principalmente en captar inversiones extranjeras y en captar a empresarios de todo el mundo para que pongan su mirada en los destinos nacionales.

Tal fue el caso de las reuniones que mantuvieron con los jefes de la cartera turística de Cuba, Costa Rica y República Dominicana. Mas allá de que en estas citas se apuntó a un trabajo recíproco, en los pasillos de la feria comentan que hay un fuerte interés de Lammens en ocupar algunos de los puestos que le corresponde a Argentina en la Organización Mundial del Turismo (OMT). Algo que se sustenta con la participación del funcionario nacional en el evento de gala del organismo comando por Zurab Pololikashvili.

Por su parte, la reunión con funcionarios de Brasil se concentró en pedidos que hizo el país vecino sobre el impuesto del 30% y en trabajar en acciones conjuntas para incentivar destinos como Iguazú.

Párrafo a parte merece la distinción que recibió el ministro de Turismo y Deportes de la Nación como premio de Excelencias por la Campaña Experiencial para reactivar el turismo interno.