domingo, 17, octubre, 2021

Héctor Dopazo, presidente de la Asociación Misionera de Agencias de Turismo, habló con Mensajero sobre la postergación del feriado y el pedido de la provincia de que se dé marcha atrás.

La semana pasada, una noticia inesperada retumbó en todos los rincones del país y sembró la incertidumbre entre los representantes del sector: el Gobierno nacional determinaba la postergación del feriado del lunes 24 de mayo con la intención de evitar la circulación. Si bien fuentes del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación adelantaron que existía la posibilidad de pasarlo al martes 17 de agosto, dependiendo del avance de la pandemia en ese momento, algunos destinos del país mostraron su rechazo a esta medida.

Tal es el caso de Misiones, una de las provincias que mejor manejaron la crisis sanitaria y que mostraron un menor número de casos positivos de coronavirus. En ese contexto, el gobernador, Oscar Herrera Ahuad, solicitó a las autoridades nacionales que las reservas confirmadas para el próximo fin de semana no sean canceladas. “Estamos viendo junto con el sector privado de buscar los medios necesarios para que los pasajeros puedan llegar sin inconvenientes”, expresó el ministro de Turismo, José María Arrúa.

En ese sentido, Héctor Dopazo, presidente de la Asociación Misionera de Agencias de Turismo (AMAT), le comentó a Mensajero que no cree que desde el Gobierno nacional acepten el pedido del Herrera Ahuad: “Si bien Oscar está manejando las cosas bien, no creo que Fernández acepte un pedido semejante, porque no van a salir a comunicar que en ciertas provincias autorizan el feriado y en otras no. Van a hacer ley pareja. Ya lo decidieron y no van a volver atrás”.

“Ya teníamos ventas hechas con antelación de hace un mes y se nos cayeron todas las reservas. Y ahora no sé si la extensión de las restricciones a partir del viernes va a abarcar el feriado del 17 de junio, que es muy probable que sí. Es un quilombo, porque más allá de que los DNU están más bien destinados para el AMBA, en el Interior también repercute, porque la gente no hace la diferencia: ante el comunicado, todo el mundo se retrae”, se explayó.

El empresario aclaró que a nivel interno la actividad continúa sin inconvenientes, pero el problema es con el resto de las provincias. Asimismo, expresó que, en el caso de que la determinación se revierta y el lunes 24 sea declarado como feriado, será difícil para las agencias recuperar el tiempo perdido: “Lo que hicimos en 15 días no lo vamos a hacer en tres, partamos de esa base. Me refiero a todo el tema de volver a pedir reservas y todo el proceso. Va a tener que ser una cosa forzada cuando ya teníamos todo organizado y prolijo. Por otro lado, va a depender mucho de la gente. Acá hay un fenómeno que siempre se da, y es que el misionero es muy particular. Cuando vos le cortás el mambo se queda en la retranca. Es difícil que vuelva, lo resuelve de otra forma”.

Finalmente, Dopazo remarcó que “prescindir del feriado va a ser terrible” y recordó lo difícil que fue atravesar el proceso de inactividad durante 2020: “Estuvimos prácticamente un año sin laburar. Tuvimos un arranque muy tímido en octubre del año pasado, que empezamos a operar circuitos internos. Eran viajes muy cortos y con poca gente, pero empezamos a mover el esquema. Mejoró bastante en el verano porque el Gobierno provincial implementó un plan para incentivar los viajes. No fue la solución, pero pudimos mover un grupo de gente importante”.

“Lo poco que podemos hacer, nos lo vuelven a cortar por decisiones políticas. Como uno de los actores del sector, lo veo de la peor forma. Nos tomamos mucho trabajo para que no ocurra nada y para que la gente esté bien. Y la prueba está en que nosotros operamos desde octubre y nunca tuvimos un caso positivo de COVID al regreso”, sintetizó el presidente de la AMAT.