viernes, 18, junio, 2021
Anato

Marcos Grosso, secretario de Turismo de Puerto Madryn, dialogó con Mensajero sobre la temporada de ballenas y ponderó la actividad de los meses pasados. 

En Puerto Madryn, la temporada de ballenas comienza a mediados de junio y se extiende hasta diciembre y se presenta como la gran oportunidad para que el destino reactive el turismo luego de un verano que se extiendo hasta Semana Santa con buena ocupación. Así explicó Marcos Grosso, secretario de Turismo de Puerto Madryn, a este medio. 

“Ya empezamos a diseñar la campaña que en breve se conocerá. Se va a basar en la experiencia y en lo que los viajeros viven cuando visitan Puerto Madryn, con todo lo que es el destino como el contacto con las ballenas, la gastronomía y la hotelería. Es un mundo de experiencias que tenemos para darle a cada uno de los pasajeros”, analizó sobre la iniciativa que se focalizará en la temporada de ballenas, que según definió, es una de las más importantes.

“Buscaremos llegar al grueso del país, sobre todo contarles de esta temporada de ballenas pero también contarles de la ciudad. Aún hay mucha gente que no nos conoce y un poco ese es el objetivo. Actividades como el snorkeling con lobos o el avistaje de ballenas nos dan la opción de poder captar y contar todo lo que se puede hacer en el destino”, apuntó.

En este sentido, señaló que están trabajando fundamentalmente en lo que es el turismo nacional entendiendo que para esta temporada de ballenas no va a estar abierta todavía la llegada de viajeros internacionales. “Queremos mostrarle a todo el país las experiencias que van a disfrutar del que es considerado como uno de los mejores avistajes de ballenas del mundo”
Sobre este punto, detalló que hay dos opciones para vivir esta actividad. Por un lado en costa, que es en Playa del doradillo, muy cerca de Puerto Madryn. En el Área Natural Protegida El Doradillo se encuentra Playa Las Canteras que por su topografía tiene una pendiente muy profundizada y que cuando la marea está alta las ballenas se acercan a la costa. “Las verán a un par de metros. En general muchos turistas se llevan la reposera y van a disfrutar de una experiencia única”, relató entusiasmado. 

 

La otra posibilidad es embarcando y a los 30 minutos de navegación ya se encuentran los primeros ejemplares. La salida es desde la villa balnearia de Puerto Pirámides que está a 100 kilómetros de Puerto Madryn. “En una navegación de dos horas tendrán la posibilidad de ver cómo este monumento vivo que tenemos en la Patagonia va a aparecer muy cerca de la embarcación. Serán testigos de la interacción, no solamente de las ballenas entre sí, sino con otros animales como pueden ser lobos marinos o delfines y disfrutar de una experiencia que genera esos silencios de respeto y admiración muy lindo”, profundizó Grosso. 

Según adelantó, fundamentalmente la campaña está concentrada en dos áreas. En principio, el formato digital, que ahí apuntarán a hacer un ataque más masivo gracias a la posibilidad que brinda este tipo de formato en llegar a cada uno de los viajeros. Y, en paralelo, se concentrarán en la promoción en la vía pública de ciertos centros emisivos muy importantes para Puerto Madryn como pueden ser Santa Fe, Córdoba, Ciudad de Buenos Aires y Provincia de Buenos Aires que es desde donde reciben el grueso del público nacional.

Balance en verde
Grosso comentó que si bien durante el verano tuvieron una predominancia de los clásicos mercados emisivos, los sorprendió que este año comenzaron a llegar visitantes desde La Pampa y Neuquén, que no eran público tradicional de ellos.
En paralelo, remarcó que ante las nuevas preferencias de los viajeros resultaron beneficiados porque en el destino todas las actividades son al aire libre y en espacios. “Además, todos nuestros prestadores han hecho un proceso de capacitación muy importante y nosotros como destino pusimos un sello de calidad sanitaria en el que capacitamos a más de 90 prestadores fundamentalmente gastronomía y hotelería con unificación de criterios en cuanto a cartelería y procedimientos para que, en caso de que hubiese alguna situación vinculada al COVID-19, tuvieran todas las herramientas para resolverlas”, analizó. A su vez, remarcó que fue una temporada exitosa no sólo en el caudal de público que llegó: “En Semana Santa, con el vía crucis y todo lo que eso genera, hemos tenido mejor nivel de ocupación que en 2019. Todo el sector esperaba un rendimiento más magro y sin lugar a duda, todo el trabajo que hicimos en promoción dio sus frutos”. 

Estos resultados positivos, Grosso explicó que también se reflejan en la parte epidemiológica: “Por Puerto Madryn pasaron alrededor de 70 mil pasajeros y tuvimos 14 casos. Es muy poco, no sabemos si ya vinieron o se contagiaron en la ciudad, pero es muy poco porque hemos trabajado con el sector privado para que la experiencia sea maravillosa disfrutando de la naturaleza y, a su vez, totalmente segura desde el aspecto sanitario”.