viernes, 22, octubre, 2021
CubaOnLine

Junto con la UNT y la Municipalidad de Yerba Buena, el EATT inyectará dos millones de pesos en la Reserva y el Jardín Botánico de Horco Molle.

Con el propósito de convertir a la Reserva y al Jardín Botánico de Horco Molle en un espacio ideal para hacer turismo, el Ente Autárquico Tucumán Turismo (EATT) diseñó un plan de obras por dos millones de pesos en el marco de un convenio firmado con la Universidad Nacional de Tucumán (UNT) y la Municipalidad de Yerba Buena.

El vínculo fue rubricado con la firma de Sebastián Giobellina, presidente del EATT; Mariano Campero, intendente de Yerba Buena; Sergio Pagani, vicerrector de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT); y Hugo Rafael, decano de la Facultad de Ciencias Naturales de la UNT.

En ese marco, el ente aportará fondos propios para construir un puente que conducirá a los visitantes hasta un mariposario que brindará la posibilidad de vivir una experiencia llena de colores dentro de un entorno ideal para la naturaleza. Además, se realizarán intervenciones en una laguna que reunirá distintas especies de flora acuática y fauna autóctona de la yunga.

“Hicimos este acuerdo con el propósito de mejorar la infraestructura y los servicios que hoy se ofrecen. Tanto la Reserva como el Jardín Botánico son espacios para disfrutar en familia y que forman parte de la oferta que tiene Tucumán”, sostuvo Giobellina.

“Es importante tener paisajes bonitos como contar con infraestructura y servicios para que los turistas y los excursionistas tengan una experiencia agradable”, sumó el funcionario.

En resumen, tanto la Reserva como el Jardín Botánico ampliarán los merenderos y el sector de asadores, y aparte dispondrán de una señalética para orientar el recorrido. A su vez, el personal recibirá capacitación para brindar una atención de calidad a quienes elijan este paseo en un contexto en el que se privilegian las actividades al aire libre.