sábado, 18, septiembre, 2021
CubaOnLine

El Gobierno provincial pagará 10 mil pesos mensuales durante seis meses a los empleados del sector que estén registrados mediante el Formulario 931 de AFIP.

Desde esta semana, el Gobierno de Santa Fe puso en marcha un programa de asistencia económica destinado a trabajadores de la hotelería. El mecanismo consiste en el pago de 10.000 pesos mensuales durante seis meses y estará dirigido a empleados que estén registrados en el sector.

Según informó el Ministerio de Producción, Ciencia y Tecnología, el programa contempla un fondo de 170 millones de pesos provenientes del Tesoro provincial, que se extenderá por un semestre y al que accederán alrededor de dos mil personas: las únicas condiciones es que desarrollen tareas en el sector hotelero local y se encuentren registradas mediante el Formulario 931 de la Administración Federal de Impuestos (AFIP).

“Los mayores desafíos que tenemos por delante son la salud y la producción, cuidar a los santafesinos y sostener el aparato productivo”, sostuvo Daniel Costamagna, titular de la cartera de referencia.

A su vez, el ministro destacó que Santa Fe, que ya lleva invertidos alrededor de 2.000 millones de pesos en distintos sectores productivos afectados por la pandemia, será “una de las pocas provincias en disponer una ayuda de este tipo”.

“El turismo ha sido uno de los más afectados y este programa se pone en marcha como respuesta a un reclamo del sector desde que inició la pandemia”, agregó el funcionario.

Por su parte, Alejandro Grandinetti, secretario de Turismo de Santa Fe, reconoció que la actividad “es una de las más golpeadas globalmente”.

“Nuestra provincia no es ajena a ese escenario, por lo que, a partir de una iniciativa del ministro Costamagna, ponemos en marcha esta asistencia que tiene como principal finalidad mantener los puestos de trabajo en el sector”, profundizó.

Por último, el secretario detalló que “si bien la hotelería de Santa Fe tuvo muy buenos tres meses durante la temporada de verano, no alcanzó para cubrir los costos de mantenimiento de infraestructura y el trabajo que demanda”.