viernes, 18, junio, 2021
Anato

El Observatorio Económico presentó cifras del segmento y además adelantó detalles de la actualización metodológica que se implementa desde este año. 

Integrantes del Equipo País del Instituto Nacional de Promoción Turística (INPROTUR) y de la Asociación Argentina de Organizadores y Proveedores de Exposiciones, Congresos, Eventos y Burós de Convenciones (AOCA) hicieron un breve repaso por las recientes modificaciones que hicieron en la carga de eventos.

Antes de comenzar con esta presentación, Pablo Singerman, del Observatorio Económico de Turismo de Reuniones, expuso algunas cifras basadas en las proyecciones que tenían previstas para 2020 si se hubiesen dado los mismos eventos que en 2019. Como esto no ocurrió, el segmento, entre abril y diciembre, perdió 45 mil millones de ingresos y 198 mil puestos de trabajo. “Son números muy duros y muy fuertes”, apuntó el economista. Además, señaló que por los datos que les proporcionaron desde AOCA hay alrededor de 400 empresas que cerraron producto de que no hubo actividad en 2020 y de lo que va de 2021.

Por su parte, Pablo Sismanian, director de Productos Turísticos de INPROTUR, se refirió al nuevo criterio de clasificación, puntualmente explicó que ahora se catalogarán según el origen (asociativa, corporativa, gubernamental y académica) y no como antes que era por agrupación (congresos y convenciones, ferias y exposiciones, evento deportivo internacional, e incentivos). “El origen será la variable que ordene y estructure la identificación de las reuniones”, comentó.

Para sumar mayor detalle, Camilo Makón señaló que con respecto a la carga de reuniones se establecerán nuevas metas. De esta manera, hasta el 31 de marzo el año a relevar cada destino debe haber sumado el 70% de los eventos para el primer semestre del año anterior, y la fecha límite será al 31 de julio. Para el segundo semestre corresponderá el 70% antes del 30 de septiembre, hasta el 31 de enero del año siguiente.

“Hemos visto que hay reuniones que son claramente identificables en las que hay una regularidad y sabemos la cantidad de visitantes que aportan, pero hay otras que están en un gris y por lo tanto deben cumplir ciertos requisitos”, puntualizó. Entonces, para adecuarse a los nuevos requerimientos, el evento tiene que permitir realizar encuestas de demanda. Además, tendrá que tener dos de las  siguientes criterios:

  • Carta firmada por la entidad organizadora.
  • Datos de la página web y el link
  • Fotos del evento
  • Gacetilla de prensa
  • Listado de inscriptos

“Necesitamos ver la cantidad de visitantes y ver si aplica y es pertinente al análisis de este producto. La idea es que se valide luego de evaluar los requisitos”, explicó.  Y agregó que se tendrán en cuenta que hay reuniones que hace muchos años que se realizan y se sabe el impacto que generan a pesar de que se hayan reprogramado en formato virtual, al igual que los híbridos.

Por último, Sismanian adelantó el calendario de capacitaciones que se realizará en formato virtual y que servirá para que los interesados se saquen duda sobre estas recientes actualizaciones.