jueves, 6, mayo, 2021

Mauro Flores, vicepresidente del Instituto de Turismo local, habló con Mensajero y dijo que la aplicación “beneficiará a las diez provincias del Norte Grande”.

En la jornada de ayer, Jorge Capitanich, gobernador de Chaco, presentó la plataforma “Pasaporte COVID”, cuyo propósito es simplificar en una aplicación la información que ya dispone la provincia en herramientas o espacios digitales creados durante la pandemia, como por ejemplo https://gobiernodigital.chaco.gob.ar/.

A partir de este lanzamiento, la provincia buscará saber si las personas cumplen con los requisitos de circulación, si realizaron consultas por síntomas compatibles con el coronavirus, si se sometieron a algún test, si fueron vacunadas y hasta qué cantidad de dosis recibieron, entre otras cuestiones.

En ese contexto, Mauro Flores, vicepresidente del Instituto de Turismo de Chaco, dialogó con Mensajero y analizó cómo podría impactar la aplicación en el sector: “La intención es buscar información complementaria para hacer un seguimiento. Todos los datos se compartirán con las diez provincias que integran la región Norte Grande (Chaco, Santiago del Estero, Salta, Jujuy, Tucumán, Catamarca, La Rioja, Corrientes, Misiones y Formosa). La decisión política firme de las diez provincias es generar beneficios para el Norte, que durante muchísimos años fue una de las regiones más postergadas del país. El objetivo es generar un corredor de circulación turística más seguro para los viajeros, los trabajadores del sector y los ciudadanos de las diez provincias”.

Por otra parte, el funcionario destacó que la herramienta estará activa la semana que viene para finalmente ponerse en vigencia: “Cualquier turista que viaje a la provincia deberá tenerla. A partir de este pasaporte, si una persona contrae coronavirus, no podrá ingresar a otra provincia, es decir, deberá estar en aislamiento”.

“De acuerdo a la situación epidemiológica que atraviese la provincia, existe la posibilidad de que se solicite el permiso sea requerido en los comercios como en la vía pública. Siempre va a depender del rigor de las medidas que se tomen y cómo evolucione la curva de contagios. Actualmente hay un decreto en vigencia hasta el 30 de abril que es periódico como el que determinó el Gobierno nacional, así que estamos a la espera de la extensión o la reducción de las decisiones tomadas hasta el momento”, sumó Flores.

Al momento de analizar cómo es el presente que atraviesa el sector, el funcionario aclaró que hubo una caída muy abrupta por la pandemia: “Los hoteles alcanzaron un 20% como máximo en su ocupación, lamentablemente es un porcentaje muy bajo. La gastronomía está a pleno, a pesar de las restricciones horarias. El gobernador está obsesionado en sostener el empleo y en que no se cierren emprendimientos o servicios vinculados al turismo. Ha hecho compras anticipadas de alojamientos en hoteles, ha posibilitado la colaboración en el pago de los servicios como agua y luz de los establecimientos afectados. A nivel nacional, tanto el ATP como el REPRO dieron un respiro en lo que involucra al financiamiento”.

A su vez, esta semana asumió Virginia Zacarías como nueva subsecretaria de Turismo de Resistencia. En ese marco, el vicepresidente del Instituto de Turismo provincial opinó acerca del flamante nombramiento: “Tiene mucha experiencia en el sector y una trayectoria muy importante. Si bien no es del mismo signo político del intendente, me parece que ve en ella una profesional que buscará desarrollar el turismo de la capital de nuestra provincia”.

Consultado sobre los segmentos que buscarán abordar a futuro, Flores destacó que el MICE será una de las prioridades: “Según las estadísticas del Observatorio Económico del Turismo de Reuniones en 2019, Resistencia fue la séptima ciudad del país en cantidad de viajeros que ingresan en ocasión de realizar eventos y congresos. Tenemos la infraestructura y los servicios necesarios para que este mercado siga fortaleciéndose. Los indicadores mostraron resultados extraordinarios por los centros de convenciones, la hotelería, la gastronomía y la conectividad aérea”.

Respecto a los atractivos que podría tener Chaco a su alcance, Flores reconoció que los deportes pueden beneficiar a la actividad, como por ejemplo la construcción de un autódromo: “No tengo ninguna duda de que la creación de un recinto para carreras de todo tipo podría beneficiar al turismo chaqueño. Por el momento es un proyecto, pero veremos cómo avanzamos. Un claro ejemplo es que el propio Jorge Capitanich ha desarrollado el estadio del club Sarmiento, lo que nos permitió hacer eventos internacionales. La Casa de las Culturas es otro motivo que justifica este accionar, un auditorio modelo e impecable para valorar y destacar”.

En relación a la agenda de actividades que lleva adelante el Instituto de Turismo de Chaco, esta semana, con la participación de su presidente Ariel Ybarra, se eligieron los nombres para los cachorros de yaguareté del Parque Nacional El Impenetrable. De acuerdo a esta presentación, Flores destacó cuál es la importancia que tienen los animales para ellos: “Preservar esta especie en el circuito ecológico ambiental es una demostración del trabajo serio que se hace respecto al cuidado de la fauna. Quedaban muy pocos yaguaretés, pero el gobernador decidió acompañar este proceso y hoy tenemos a Nalá, que en lengua Qom significa ‘sol’, y Takhajhay, que es la denominación para ‘valiente’ en lengua Wichi”.

Foto: Fundación Rewilding Argentina

“Para los próximos meses entendemos que todo pasará por el turismo interno. En breve, en las provincias del Norte Grande, si prospera la propuesta y es aceptada, se podrá generar un circuito más seguro que aliente al turismo por las diez provincias que comenté anteriormente. Creo que el pasaporte COVID puede generar buenos resultados y no tengo dudas que destinos emergentes como el Chaco serán los que más van a crecer al momento de recibir turistas. Los espacios al aire libre y el hecho de disfrutar de la naturaleza serán los parámetros más requeridos por los viajeros”, finalizó Flores.