jueves, 6, mayo, 2021

Omar Cisneros, Business Development Manager de Meliá Cuba para el Cono Sur, habló con Mensajero acerca de la renovación de la cadena en la nueva normalidad

La expansión de la pandemia de coronavirus, allá por principios de 2020, determinó que las empresas que forman parte de todos los rubros en el sector se vieran en la obligación de iniciar, en tiempo récord, un proceso de reinvención para amoldarse a la nueva realidad de una industria que debió volver a aprender a caminar. En ese marco, desde Meliá Cuba se aprovechó la pausa obligada para trabajar en un plan de mejoras y la actualización de todos sus hoteles a la nueva normalidad, incorporando servicios y diseñando nuevas experiencias de cara al regreso de sus huéspedes, como los Work from Cuba y Larga estancia.

Omar Cisneros, Business Development Manager de Meliá Cuba para el Cono Sur, charló con Mensajero acerca de los detalles de ambas experiencias: “Work from Cuba propone un espacio perfecto para hacer teletrabajo de forma relajada y segura, con espacios flexibles y la libertad de desempeñarse a distancia en un lugar en el que el cliente se sienta más cómodo. Por ejemplo, el concepto de Room-office, convierte la habitación en un cómodo espacio de trabajo con vista al mar. Con respecto al producto de Larga estancia, está enfocado en aquellos clientes que busquen permanecer más de tres semanas fuera de su lugar de residencia, con excelentes ofertas desde el punto de vista tarifario”.

Además, en los hoteles de la cadena se implementaron protocolos sanitarios a través del programa Stay Safe with Meliá y se han certificado los hoteles con la condición nacional Turismo más higiénico y seguro, el cual se suele implementar en las instalaciones antes de iniciar operaciones. “Otra facilidad relacionada con el contexto actual es la posibilidad de realizar el examen PCR en las instalaciones gestionadas por Meliá Cuba en Varadero, Cayo Coco y Holguín. Esta prueba se realiza para los pasajeros que lo requieran, en coordinación con las autoridades sanitarias de la isla y con costo a cargo del huésped. Y para aquellos clientes que no han podido viajar, hemos extendido la política de flexibilidad de cambio de fechas, donde cualquier reserva existente en los hoteles puede ser modificada hasta el 20 de diciembre, manteniendo la tarifa original”, agregó Cisneros.

Actualmente, los hoteles de la cadena que se encuentran operativos son el Sol Palmeras y el Meliá Internacional, ambos en Varadero; además de Meliá Cayo Coco, Tryp Cayo Coco, Meliá Habana y Tryp Habana Libre, este último sólo con los servicios gastronómicos. Además, el ejecutivo adelantó uno de sus proyectos para el futuro cercano: “Un elemento a destacar es que se continúa trabajando en el hotel Meliá Trinidad Península, una nueva instalación que estará disponible para nuestros clientes en el 2022. Se trata de un proyecto innovador y respetuoso con el medio ambiente que contará con 401 espaciosas habitaciones. Su estructura está inspirada en la arquitectura local y su ubicación en la Península Ancón permitirá a sus huéspedes caminar las calles adoquinadas del centro histórico de Trinidad, visitar las haciendas del Valle de los Ingenios, bañarse en las playas del sur de Cuba o adentrarse en los senderos de la Sierra del Escambray”.

Por otra parte, Cisneros explicó que a lo largo de la pandemia se ha capacitado a los trabajadores de los hoteles, aunque aclaró que se trata de un proceso constante: “De todas formas, cabe señalar que nuestros empleados tienen experiencia en ese sentido. Por ejemplo, en Varadero, nuestros dos hoteles operativos están abiertos desde julio del año pasado, y en el caso de Cayo Coco, desde noviembre”.

A su vez, el representante de la cadena valoró la importancia del mercado argentino: “Son exploradores por excelencia. Están presentes en prácticamente toda la isla y suelen visitar todos los polos turísticos donde tenemos hoteles. En un solo viaje nuestros clientes se alojan hasta en tres hoteles distintos de Meliá Cuba. Hay establecimientos en los que celebramos la Semana Argentina, como es el caso de Sol Palmeras, que tiene un agasajo dedicado íntegramente al mercado”.

El evento consiste en actividades y fiestas dedicadas a Argentina. “Se degusta comida típica del país, se festeja el Día de la Bandera, se disfruta del tango y se amenizan las tardes con canciones de rock nacional como Charly, Fito y Spinetta. En las noches no faltan las peñas folclóricas ni el cuarteto. Incluso, hemos llegado a tener de invitados a Los Guitarreros de Salta. Además, se hacen exposiciones de fotografías argentinas”, especificó Cisneros.

Pensando en el futuro, en Meliá Cuba planean continuar con el proceso de apertura de hoteles en la medida que existan más operaciones aéreas al destino y apoyados por el avance del desarrollo de vacunas de producción local. “Según se ha informado, se espera que seis millones de cubanos hayan sido inmunizados a finales de agosto (el 54% de la población) y el resto, antes de que culmine el año. Estos hechos consolidarán a Cuba como uno de los destinos más seguros de cara a la próxima temporada”, sintetizó el Business Development Manager de la compañía.