jueves, 6, mayo, 2021

Luego de la detección de 25 casos de COVID-19, los operadores explicaron que el viaje inició nueve días antes de que el Gobierno prohibiera esta modalidad.

En la jornada de ayer, un contingente de 31 turistas provenientes de Santa Fe y Córdoba fueron noticia debido a que se detectaron 25 casos de COVID-19 en un control realizado en la zona de Chimen Aike, en la Ruta Nacional N°3.

En ese contexto, fuentes del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación le confirmaron a Mensajero que iniciarán un sumario contra las compañías a cargo del viaje, aunque unas horas después, las propias empresas involucradas emitieron un comunicado para hacer el descargo pertinente.

El transporte turístico emprendía desde Ushuaia su viaje de regreso hacia las provincias de donde son oriundos los pasajeros y su destino próximo era El Chaltén, Santa Cruz.

De esta forma, los operadores Máximo Destino, ubicado en Córdoba, y Turisteca, con sede en Santa Fe, se pronunciaron al respecto y dejaron en claro que el viaje comenzó nueve días antes de que el Gobierno diera a conocer las nuevas restricciones.

Gonzalo Balboa, director de Máximo Destino, dialogó con este medio y detalló que hasta el momento no fueron notificados del inicio del sumario que hará el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación: “Todavía no hemos tenido novedades. Nos llama mucho la atención lo sucedido, porque de una semana para otra se contagiaron varias personas. Nosotros cumplimos con todas las recomendaciones, no salteamos nada porque los protocolos están para cumplirse”.

Por último, el ejecutivo detalló cómo fue el proceso previo al momento de comenzar el viaje del contingente en cuestión: “El 4 de abril se hisoparon todos los pasajeros. Sus resultados fueron negativos, y en ese momento quedaron habilitados a ingresar a la provincia. El día 12, es decir ocho días después, dos tripulantes arrojaron un resultado positivo, y en paralelo, de los 25 pasajeros, 23 de ellos se contagiaron”.