martes, 26, octubre, 2021
CubaOnLine

Con la participación de FAEVYT, ambas partes establecieron una mesa de trabajo en conjunto, aunque todavía falta la aprobación de Transporte.

De acuerdo a las restricciones que anunció el presidente Alberto Fernández la semana pasada, cuyo propósito es disminuir la cantidad de casos positivos de coronavirus, choferes de media y larga distancia realizaron un corte ayer en la intersección de las avenidas 9 de Julio y San Juan, y hoy continuaron con la misma medida de fuerza.

Con este panorama, más de una docena de vehículos impidieron la circulación vehicular en esa zona con el objetivo de generar más visibilidad a su reclamo y lograr que las autoridades nacionales involucradas los reciban, ya que según sus dichos, se ven “seriamente afectados por la medida que prohíbe viajes de egresados, de jubilados, de estudio y de compras”, entre otros.

En ese marco, hoy al mediodía, el ministro Matías Lammens y empresarios pertenecientes a la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (FAEVYT) que se reunieron hoy a las 14 con las Cámaras de Transporte Turístico de Argentina y los principales operadores de bus del país.

Participantes del cónclave le indicaron a Mensajero que “se generará una mesa de trabajo de ahora en adelante, y además confirmaron que regirá un nuevo Previaje”. Los únicos temas que quedarán pendientes para la semana que viene serán las ayudas para empleados y agencias de viajes, además de esperar una reunión con las autoridades de Transporte para determinar si dan por finalizado el corte de calles.

Pese a que entregaron un petitorio en los ministerios de Transporte y Turismo y Deportes de la Nación, los actores involucrados ratificaron que nadie se puso en contacto con ellos. Según pudo averiguar este medio, los protagonistas del corte de ayer lograron reunirse con autoridades de MinTurDep, entre las que se destacan Leandro Balasini, subsecretario de Relaciones Institucionales y Cooperación Internacional, y Eugenia Benedetti, subsecretaria de Desarrollo Estratégico.

En el escrito entregado a las carteras de Turismo, Deportes y Transporte, los manifestantes pidieron la apertura de terminales específicas y refacciones en las estructuras edilicias para poder abarcar una mayor cantidad de testeos por parte del Estado nacional, la autorización de circulación por todo el país, la implementación de un programa de asistencia económica a las pymes y un plan de vacunación contra el COVID-19 para trabajadores, entre otros.

Por otra parte, hoy por la mañana, en un control vehicular sobre la Ruta Nacional 3, un micro que trasladaba a un contingente de jubilados fue detenido por efectivos de la Policía de Santa Cruz y todos sus ocupantes debieron ser testeados: 25 de los 31 turistas y empleados que iban a bordo del vehículo arrojaron un resultado positivo de COVID-19.

De esta forma, los pasajeros, que tienen entre 45 y 75 años, quedarán aislados y deberán llevar a cabo una cuarentena estricta, además de volver a someterse a otro testeo dentro de siete días.

A partir de este episodio, el Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación le confirmó a Mensajero que iniciará un sumario contra Máximo Destino, compañía cordobesa oriunda de Marcos Juárez que organizó el viaje de referencia.