viernes, 18, junio, 2021
Anato

Empresas de micros se movilizaron en varios puntos del país en reclamo por las últimas restricciones dispuestas por el Gobierno nacional.

Hoy por la mañana, en Ciudad de Buenos Aires, más precisamente en Constitución, los gritos y los bocinazos se hicieron sentir ante el reclamo que llevaron adelante las empresas de micros de larga distancia, que realizaron un corte en la intersección de las avenidas 9 de Julio y San Juan para demostrar su descontento en torno a las últimas medidas que anunció el Gobierno Nacional, en el marco de la segunda ola del coronavirus. De hecho, la manifestación también se replicó en Córdoba, Santa Fe, Mendoza y otras regiones del país.

Desde las 9.30, el tránsito estuvo interrumpido por completo, con una extensión de micros que estuvieron paralizados hasta la entrada de la Autopista Presidente Arturo Frondizi, que conecta con el Puente Pueyrredón, la localidad bonaerense de Avellaneda y el Acceso Oeste.

“El decreto 235/2021, en el artículo 11, en su inciso A, suspende en todo el territorio los viajes grupales de egresados, de jubilados, de estudio y de compras. Con esas medidas, nuestro trabajo, que su fuerte es el turismo grupal, se ve trunco por esta determinación”, aclara el documento que divulgaron los manifestantes en la previa de la movilización.

235

Las empresas de micros de larga distancia consideran que las medidas nacionales “son excesivas” y alegaron que las compañías de línea tienen libre tránsito, a diferencia de lo que ocurre con ellas, ya que antes podían circular desde la terminal cumpliendo todos los protocolos vigentes.

Ariel Porciel, de AP Turismo, dialogó con Mensajero en medio de la manifestación, y dijo que es “lamentable” hacer este reclamo por no poder trabajar con normalidad: “Nos frenaron los viajes grupales y queremos demostrar que esta modalidad no infecta, porque tenemos contenidos a nuestros pasajeros. En todos los lugares a los que vamos les tomamos la temperatura, les ponemos alcohol y aparte tienen seguro contra el COVID-19”.

“A pesar de todos los protocolos con los que disponemos, nos frenan a nosotros y a las líneas no. El virus puede ir por cualquier lado. De hecho, los aéreos van con un 100% de capacidad mientras que nosotros tuvimos que bajar al 80%. Si tenemos que cuidarnos, lo debemos hacer todos. Si hay que cortar todo, que lo hagan, pero sin hacer diferencias”, sumó el trabajador en cuestión.

Uno de los pedidos puntuales de la movilización era que se hicieran presentes Matías Lammens, ministro de Turismo y Deportes de la Nación, y Mario Meoni, funcionario a cargo de la cartera de Transporte. “Sabemos que es muy difícil que vengan, pero debemos intentarlo. Estamos cansados de hacer petitorios y que queden en un cajón”, remarcó Porciel.

Al momento de hacer un balance de lo que fueron todos estos meses, el titular de AP Turismo dijo que desde el 19 de marzo de 2020 que no trabajan como querrían. “El Gobierno nos dijo que el 15 de enero se cortaba todo. Los micros no se mantienen solos, las agencias tuvieron cortes de luz, teléfono, Internet y para colmo no pudieron pagar los alquileres. Es una situación muy injusta: o trabajamos todos o no trabaja nadie”.

“Necesitamos que nos dejen trabajar, no queremos que nos regalen dinero. Sé que los transportes necesitan un poco más de auxilio porque el gasoil y los repuestos están muy caros. El hecho de tener los vehículos tanto tiempo parados hace que puedan romperse con más facilidad. Buscamos una pequeña ayuda, pero realmente lo que más queremos es volver a trabajar”, finalizó Porciel.