lunes, 19, abril, 2021

El informe de WTTC dice que la contribución al sector disminuyó en 4,7 mil millones de dólares en 2020, representa el 5,5% de la economía global.

Después de un año devastador, considerado por muchos expertos en la materia como “el peor de la historia del turismo”, el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC) presentó, mediante su Informe de Impacto Económico anual (EIR), los resultados y el impacto que tuvo el COVID-19  en el sector a nivel global.

De esta forma, las estadísticas reflejan que hubo una pérdida masiva de casi 4,5 mil millones de dólares, una cifra que representa hoy por hoy el 5,5% de la economía mundial.

El EIR anual de WTTC también mostró que la contribución del sector al PBI mundial cayó estrepitosamente, con una baja asombrosa del 49,1%. En paralelo, la propia economía global apenas se redujo un 3,7% en 2020.

Infografía

En 2019, la industria aportó al PBI mundial casi 9,2 billones de dólares (10,4% de la economía mundial), en un año en el que la actividad generó uno de cada cuatro nuevos puestos de trabajo y aportó 334 millones de empleos.

Sin embargo, al año siguiente, cuando la pandemia impactó en el turismo, se perdieron más de 62 millones de puestos de trabajo, lo que representó una caída del 18,5%, con un saldo desfavorable de 272 millones de empleados en toda la industria a nivel mundial.

Las pérdidas de puestos de trabajo se notaron especialmente en las pymes, que representan el 80% de todas las empresas de la actividad. Asimismo, hubo una importante pérdida en el gasto en viajes internacionales, que se redujo en un 69,4% con respecto al año anterior, mientras que el gasto en el cabotaje cayó un 45%, una disminución menor debido a algunas experiencias internas en varios países.

“El informe anual muestra el alcance total del impacto negativo que nuestro sector ha tenido que soportar en los últimos 12 meses y que ha devastado tantas vidas y empresas, grandes y pequeñas”, afirmó Gloria Guevara Manzo, presidenta y CEO de WTTC.

“Con la contribución del sector al PBI cayendo casi a la mitad, es más importante que nunca que los viajes y el turismo reciban el apoyo necesario para que se pueda impulsar la recuperación económica global”, agregó.

“La pronta acción de muchos gobiernos podrían salvar una gran cantidad de empleos, gracias a varios esquemas de retención, sin los cuales las cifras actuales serían peores”, sumó Guevara Manzo.

Pese a estos resultados negativos, la investigación del WTTC muestra que si la movilidad y los viajes internacionales se reanudan en junio de este año, impulsarán significativamente el PIB a nivel mundial y nacional, así como la recuperación de trabajos.

Según el informe, la contribución del sector al PIB mundial podría aumentar drásticamente este año, un 48,5% interanual, y además, muestra que su contribución podría alcanzar casi los mismos niveles de 2019 en 2022, con un nuevo aumento interanual del 25,3%.

Por otra parte, si el lanzamiento mundial de vacunas continúa con el mismo ritmo y las restricciones de viaje se flexibilizan justo antes de la temporada de verano, 62 millones de empleos perdidos en 2020 podrían regresar recién para 2022.

Por tal motivo, la organización tiene en mente la reanudación de los viajes internacionales seguros en junio de este año, siempre y cuando los gobiernos sigan sus cuatro principios de recuperación, que incluyen un régimen de pruebas internacional a la salida para todos los viajeros no vacunados con el propósito de eliminar las cuarentenas.

También incluye protocolos mejorados de salud e higiene y el uso obligatorio de tapabocas, cambiar a evaluaciones de riesgo de viajeros individuales en lugar de evaluaciones de riesgo de país, y apoyo continuo para el sector, incluida la protección fiscal, de liquidez y de los trabajadores.