domingo, 17, octubre, 2021

Matías Lammens y Carla Vizzotti se reunieron ayer con representantes del sector para garantizar el cumplimiento de los protocolos en el fin de semana largo.

Según informó ayer el Gobierno nacional, luego de reunirse con autoridades del sector turístico privado, durante el próximo fin de semana largo por Semana Santa estará habilitada la actividad, con protocolos similares a los de la temporada de verano que estarán especialmente reforzados.

El encuentro fue liderado por Matías Lammens, ministro de Turismo y Deportes de la Nación, y Carla Vizzotti, funcionaria a cargo de la cartera de Salud, quienes recibieron en Casa Rosada a Aldo Elías, presidente de la Cámara Argentina de Turismo (CAT); Gustavo Hani, presidente de la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (FAEVYT); Roberto Amengual, presidente de la Asociación de Hoteles de Turismo (AHT); Fernando Gorbarán, presidente de la Asociación Argentina de Organizadores y Proveedores de Exposiciones, Congresos, Eventos y Burós de Convenciones (AOCA); Ariel Amoroso, presidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC) y Graciela Fresno, presidenta de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA).

Además, a la cita asistió Yanina Martínez, secretaria de Promoción Turística de la Nación, mientras que en forma virtual participaron Marcelo García, secretario de CAT; Héctor Viñuales, presidente de la Federación de Cámaras de Turismo de la República Argentina (FEDECATUR), y distintos presidentes de las cámaras provinciales de Jujuy, Salta, Tucumán, Santiago del Estero, Chaco, Misiones, Corrientes, Entre Ríos, Buenos Aires, La Pampa, Catamarca, La Rioja, San Juan, Mendoza, Córdoba, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego.

La intención clara del cónclave fue abordar todas las cuestiones que impliquen evitar la suba de casos positivos de COVID-19 sin llegar al extremo de tener que restringir los viajes internos, más que nada por el impacto económico y social que puede implicar una medida de esta índole.

“Es toda una apuesta para nosotros tener turismo abierto en Semana Santa y una responsabilidad enorme que compartimos con la ministra Vizzotti. Les vamos a pedir que el esfuerzo se redoble en cada uno de los establecimientos, que puedan bajar esa línea a cada uno de los prestadores de todo el país”, destacó Lammens.

Por su parte, Elías dijo que “la actividad cuenta con protocolos seguros para poder desarrollarse con normalidad”. “Es importante que los turistas cumplan con los recaudos necesarios, como lo han hecho en general durante la temporada de verano”, agregó.

Respecto a las previsiones de ocupación durante el fin de semana largo, el presidente de CAT reconoció que hay buenas expectativas: “Entendemos que el movimiento puede llegar a ser similar al feriado de Carnaval. Con un turismo cuidado, ventilando los ambientes, exigiendo el uso de barbijo, los dos metros de distancia, la higiene constante de manos y la utilización de alcohol en gel, vamos a poder tener un fin de semana largo exitoso”.

En paralelo, Hani señaló que “es importante para el turismo, y especialmente para las agencias de viajes, que no haya restricciones que frenen la actividad”. “Semana Santa es clave y en el contexto actual es prioritario reforzar el control sobre el cumplimiento de los protocolos. El respaldo de las autoridades y el trabajo que venimos haciendo en conjunto es fundamental para que no se le cierren las oportunidades al sector. Atravesamos los años más difíciles para el turismo y estamos buscando las soluciones que nos permitan salir adelante”, sumó el dirigente.

En diálogo con Mensajero, Gorbarán contó cuáles fueron sus conclusiones luego de la reunión en Casa Rosada: “Hay una decisión política de no cerrar el turismo en base a la actividad económica que representa en todas sus formas. Es una muy buena noticia la confirmación de que no habrá restricciones para Semana Santa, con un mensaje muy fuerte de respaldo para el sector”.

En relación a la aplicación de los protocolos, el presidente de AOCA indicó que “hay un pedido de extremar los cuidados y apelar a la máxima responsabilidad”. “Si bien fue muy exitosa la gestión en el verano, sabemos que la sociedad tiende a relajarse, y desde nuestro lugar, como empresas prestadoras de servicios, tenemos que extremar la serie de recomendaciones para que se cumplan”.

“Para nosotros es fundamental que haya un mayor control de parte del Estado. Como privados podemos ser responsables en la aplicación de los protocolos en las actividades que representamos, pero también se debe tener en cuenta el comportamiento social respecto al cumplimiento de las recomendaciones como el distanciamiento, el uso de barbijos y el lavado de manos”, sumó Gorbarán.

Consultado por un eventual escenario post semana Santa, el dirigente dijo que hay que ser precavidos por la situación sanitaria: “Si podemos demostrar que nuestro sector es confiable, las autoridades seguirán apostando por la actividad. Es una prueba de fuego muy importante para todos nosotros, teniendo en cuenta que Argentina vive un momento muy complejo de salud al igual que el turismo, que como actividad económica atraviesa una situación muy crítica”.

Al momento de considerar si podrían suspenderse los eventos del MICE, Gorbarán reconoció que “es muy prematuro” decir si quedarán sin efecto los congresos, convenciones o reuniones a partir del incremento de contagios. “Yo valoré mucho un término que utilizaron la ministra Vizzotti y su equipo de asesores, que es ‘evidencia científica’. El sector de reuniones profesionales, congresos y exposiciones mundiales no ha generado casos detectables de COVID-19 porque se cumplen a raja tabla los protocolos. Incluso está demostrado que la gente se contagia por comportamientos sociales individuales al margen de lo regulado”.

De todas maneras, el propio presidente de AOCA no descartó por completo un eventual retroceso en el mapa del turismo de reuniones: “Si como ha pasado en Estados Unidos, Alemania, España, o en distintos países europeos, si hay un crecimiento descomunal de los casos, tendremos que ajustarnos a las reglas generales para todas las actividades”.

Una vez finalizada la reunión con los privados, Lammens siguió con su agenda de trabajo y participó a la noche en una conferencia de prensa con Comité de Expertos Epidemiólogos. Durante la jornada de ayer, en diálogo con La Red, el funcionario admitió que “claramente no es el turismo el problema en el crecimiento de contagios”, dejó entrever que “tal vez en los próximos días se tome la decisión de restringir más vuelos a otros países como Estados Unidos” y remarcó que “el Gobierno nacional evaluará después de los feriados de Semana Santa si resulta necesario aplicar nuevas restricciones para mitigar el impacto de la segunda ola de coronavirus”.