martes, 26, octubre, 2021
CubaOnLine

La Cámara Argentina de Turismo ofreció una disertación en la que se brindaron detalles y experiencias inclusivas en el transporte aéreo.

Durante los últimos años se evidenció un aumento en la tasa de personas con discapacidad que empezaron a viajar, según los expertos, porque perdieron el miedo. Sin embargo, tanto en los aviones como en los aeropuertos es donde se suelen ver las mayores dificultades en torno a la accesibilidad. Es por eso que la Cámara Argentina presentó a través de su canal de Youtube una nueva edición de “Hablemos de Turismo accesible“, dedicada a la inclusión en la industria aérea.

Aldo Elías, presidente de CAT, fue el encargado de abrir la jornada, destacando la importancia de la inclusión en el turismo: “Si no logramos mostrar la problemática en torno a la actividad, no habremos logrado el objetivo ni sido lo suficientemente inteligentes. Es por eso que desde la cámara estamos apuntando al costado de la visibilización, para que todos entendamos que vamos a resolver el tema de la accesibilidad cuando todos estemos en igualdad de condiciones”.

Alejandro López, fundador de la Red de Turismo Accesible, comentó que en 2019, último año previo a la pandemia, se alcanzó un récord de casi 1500 millones de turistas en todo el mundo gracias al desarrollo del transporte aéreo y las nuevas tecnologías. “Pensar en una industria aérea sin accesibilidad es limitar a millones de personas con movilidad reducida a quedar excluidas de vivir esa experiencia en forma plena”.

“Es importante trabajar para poder generar las condiciones necesarias para que todos disfruten cuando hacen turismo, porque en todo el mundo es muy común ver pasajeros que se quedan en tierra cuando no son bien informados por las empresas”, agregó.

Por su parte, Inés Albergucci, subsecretaria de Calidad, Accesibilidad y Sustentabilidad del Ministerio de Turismo y Deportes de la Nación, remarcó que la inclusión atraviesa al turismo de manera particular y plantea desafíos que requieren de la articulación del sector público con el privado: “Debemos pensar en toda la cadena de valor, para que cuando una persona decida emprender un viaje, lo pueda hacer en las mejores condiciones de accesibilidad, porque la actividad turística es esencial en términos económicos, pero también es un derecho”.

“Para nosotros la accesibilidad es inclusión con autonomía y estoy segura de que esta temática viene ganando conquistas, lo cual resulta en mejores derechos para todos y todas”, opinó.

Jorge Rivas, director de Estrategias Inclusivas del Ministerio de Transporte, contó sus experiencias como pasajero con discapacidad y explicó que la intención de la cartera es colaborar desde el Estado para mejorarle la vida a los grupos vulnerables: “El objetivo es hacer más accesible el transporte aéreo a las personas con discapacidad. Actualmente hay mucho para avanzar en materia de accesibilidad. Superar esta pandemia nos va a llevar más tiempo que lo deseado y el escenario va cambiando dinámicamente, lo que hace más dificil proyectar lo relacionado con el turismo”.

María Jose Taveira, Country Manager de IATA, hizo un repaso del Manual de Operaciones para la Accesibilidad de Pasajeros, que busca proporcionar una referencia central para ayudar a las aerolíneas en la asistencia de personas con discapacidad con el objetivo de brindar una experiencia de viajes digna a lo largo de todo el viaje. “Es clave que la comunicación sea clara, para que cuando el pasajero plantee sus necesidades no haya errores”.

Además, presentó la Guía para el Transporte Aéreo Accesible en Respuesta al COVID-19, que plantea propuestas como que el distanciamiento social no afecte a las necesidades de acompañamiento en el aeropuerto, así como también, teniendo en cuenta que los países aplican medidas propias en torno a los cuidados sanitarios, que presenten estándares similares, en pos de que el pasajero tenga más confianza. “Es muy importante comunicarles a los viajeros de grupos de riesgo qué es en lo que se está trabajando para protegerlos del COVID-19”, sintetizó.

Carolina Dal Bo, gerenta de Sustentabilidad de Aeropuertos Argentina 2000, detalló que tienen como objetivo que los 35 aeropuertos pertenecientes a la concesionaria sean accesibles y ponerlos a punto antes de 2025: “Una terminal aérea es una pequeña comunidad y necesitamos que la accesibilidad llegue a todas las personas que la transitan. En 2019 recorrimos todos los aeropuertos para ver qué se podía modificar para volverlos más inclusivos. Hicimos una serie de recomendaciones y propuestas. Estábamos en ese proceso cuando nos golpeó la pandemia”.

Finalmente, Ivana Contin. jefa de Experiencia de Viaje en Tierra en Aerolíneas Argentinas, comentó que en 2019 la compañía aérea de bandera traslado más de 13 millones de pasajeros, de los cuales el 0,4% requirió de ayuda de algún tipo: “Un 40% de esas asistencias tiene que ver con las sillas de ruedas para subir y bajar escaleras, tanto en el avión como en el bus. Un 32% de las mismas son para deambular por el aeropuerto por las largas distancias entre el check-in y la zona de embarque. Asimismo, el 9% de pasajeros requiere asistencia en silla de ruedas hasta el asiento del avión”.

“Esta información nos sirve para trabajar los puntos de la experiencia del cliente para mejorar el servicio. Ese es el resultado del total de interacciones que el cliente tiene con la compañía, a través de las cuales podemos identificar distintas etapas y en cada una de ellas intervienen distintos actores. Por eso es tan importante la comunicación y asignar a cada reserva el código correcto de la asistencia necesaria para que todas la áreas tengan conocimiento de la ayuda que se necesita brindar”, expresó.