lunes, 19, abril, 2021

Según Daniel Gollán, todas las personas que ingresen al país desde zonas de riesgo deberán ser testeadas, más allá de presentar un PCR negativo.

El ingreso al país de jóvenes egresados con coronavirus encendió las alarmas sanitarias en los últimos días, y de acuerdo a las últimas declaraciones de Daniel Gollán, ministro de Salud de la Provincia de Buenos Aires, habrá nuevas medidas de precaución para los residentes de la provincia de Buenos Aires que viajan provenientes desde los denominados “países de riesgo”.

En una conferencia de prensa que se realizó ayer en La Plata, en la que estuvo acompañado por Carlos Bianco, jefe de Gabinete, el funcionario confirmó que hizo una propuesta ante el Consejo Federal de Salud (COFESA) y explicó que en los próximos días comenzará a funcionar un nuevo control sanitario en Ezeiza para evitar la presentación de falsos hisopados. Es decir, todas las personas que ingresen a Argentina desde zonas de riesgo deberán testearse en el aeropuerto, más allá de presentar un PCR negativo.

La intención del Gobierno bonaerense es que la prueba de PCR que detecta el coronavirus al momento de entrar al país desde el exterior sea obligatoria y no optativa: “Vamos a colocar un control más a quienes ingresen y regirá a nivel Nación, CABA y PBA. No estará afuera del aeropuerto porque mucha gente agarra su bolso, se va y no pasa. Plantearemos que esté ubicado antes de Migraciones”, reconoció Gollán.

“Se están falsificando los PCR, lo cual es gravísimo y pone en riesgo no solo a la persona sino al conjunto de gente que viajó en el avión porque ya no es una persona sino 30 o 40 personas y los aerosoles son mucho mayores”, agregó el funcionario.

“Ya no se puede creer en los PCR que vienen de afuera. Esto pasa en Europa también. Se venden los testeos para viajar”, sumó el titular de la cartera de Salud de Buenos Aires.

“Si se llega a esto, a que se puedan falsificar masivamente certificados que dicen que la persona viene con una PCR negativa, realmente estamos en serios problemas con el ingreso de turistas argentinos que salgan al extranjero. Estamos trabajando fuertemente en medidas de restricción y de control”, resaltó.

Por último, Gollán explicó que la mayoría de los egresados contagiados son bonaerenses, por lo tanto la Provincia tuvo que desplegar un operativo de aislamiento que alcanzó a 167 personas: “Les extrajimos sangre para saber qué cerotipo de virus portan”, finalizó el ministro sobre el cierre de la conferencia de prensa.