jueves, 6, mayo, 2021

La Administración de Parques Nacionales adquirió 24 sillas adaptadas para senderismo, las cuales serán distribuidas en 12 áreas protegidas.

En Argentina, el concepto de accesilibilidad comienza a sonar cada vez más fuerte en distintos destinos a lo largo y a lo ancho del país. Ya no es extraño ver menúes en braile en algunos locales gastronómicos ni sillas anfibias en determinados balnearios de la Costa Atlántica. En ese sentido, el turismo de montaña se encontró con una novedosa herramienta que llegó para permitir y facilitar el recorrido por senderos de personas con discapacidad motriz y movilidad reducida.

Se trata de la Champa Bike, una silla de trekking adaptada de fabricación nacional que está inspirada en un modelo europeo llamado Joëlette y que la Administración de Parques Nacionales incorporará a distintas áreas protegidas del país. “La mejoramos muchísimo desde el punto de vista del confort y la seguridad. Tiene manillares y manijas en los costados, para poder hacer este trabajo en conjunto. Una vez que está en movimiento no es pesada, lo único que hay que hacer es mantener el equilibrio. Es como una carretilla”, señaló su creador Alejandro Piccione, en un diálogo con Mensajero.

Foto: Télam.

“Esta idea se inició en 2019, en Córdoba, con unos amigos que hacen actividades de montaña y que tienen un refugio en el Champaquí. Con ellos encaramos este proyecto de levarlo a la práctica. Hicimos este prototipo. Llevamos adelante varias pruebas en las Sierras Chicas y coronamos con un Champaquí, donde pudimos ver no sólo todas las virtudes que tenía la silla, sino también cómo mejorarla”, agregó.

Por otro lado, Piccione explicó que La Champa Bike no es sólo un elemento recreativo, sino también es una herramienta que sirve para rescate: “Hoy ante una lesión leve, la única manera en la que se puede bajar a una persona es con una tabla rígida, por protocolo, lo que genera es mayor estrés a la persona y además requiere de mayores recursos humanos (entre 8 y 12 personas). En cambio, con esta silla podemos simplificar eso y agilizar esos rescates”.

“Con Alejandro López (fundador de la Red de Turismo Accesible) decimos que rebautizamos el turismo accesible en un turismo de emociones, porque las emociones son compartidas, tanto los miedos como las alegrías. Es muy gratificante ver materializado cómo con un elemento se puede mejorar la calidad de vida de las personas y cambiar sus ganas de seguir viviendo”, expresó el diseñador cordobés.

Foto: Télam.

Asimismo, desde el punto de vista técnico, los guías que probaron la silla resaltaron que era un elemento ideal para el rescate. “Y con la gente de Parques Nacionales fue la misma sensación, porque en lugar de hacer un descenso en helicóptero para hacer algo que puede ser sencillo, se puede hacer con esta silla, que resulta más cómoda. Las repercusiones fueron increíbles”, detalló.

Finalmente, adelantó que en abril la Champa Bike comenzará a ser utilizada por prestadores de Italia: “Se abre una posibilidad para que un producto netamente nacional se vea en Europa”.

Palabra autorizada

Alejandro López conversó con Mensajero acerca del impacto que generará en el turismo nacional el uso de esta nueva herramienta: “Los primeros que se benefician son los residentes locales cercanos a estas áreas protegidas. Desde ese punto de vista, cada localidad que cuente con esta silla va a permitir disfrutar de los atractivos en igualdad de condiciones. Y en relación a los visitantes, todos aquellos que viajan con la motivación de llegar al parque se van a encontrar con más condiciones de accesibilidad”.

Además, López indicó que los guías deberán incorporar un desarrollo técnico basado en los procedimientos: “El próximo paso, en el que estamos trabajando con la Red de Turismo Accesible y la APN, es cómo capacitamos a aquellos guías habilitados y a aquellos que quieran orientarse al turismo accesible. Cada área protegida, que tiene su autonomía llevará la iniciativa propia con una política en común desde la APN. Se requiere de un aprendizaje, primero por las medidas de seguridad, el uso, cómo hacer la transferencia de la silla de ruedas a la ChampaBike y su uso para senderos con pendientes. No es complejo, pero para los guías que nunca se prepararon para atender a esta demanda, utilizar este recurso es una cuestión de práctica y de incorporar estas técnicas”.