martes, 11, mayo, 2021

Miguel Sosa, vicepresidente de la Cámara de Turismo de Chubut, le contó a Mensajero que a pesar de los incendios no hay caídas de reservas para Semana Santa. 

Durante las últimas semanas, los medios masivos de comunicación, pero sobre todo las redes sociales, se hicieron eco de una problemática que está afectando a algunas zonas de Chubut. Los incendios en la Comarca Andina Patagónica alcanzaron unas 250 viviendas y afectaron a un total de 500; entre ellas, ocho complejos turísticos que representan unas 4000 camas. Miguel Sosa, vicepresidente de la Cámara de Turismo de la provincia, le contó a Mensajero que el casco urbano, el Parque Nacional Lago Puelo, el río Azul, el Laberinto, entre otros atractivos, están a salvo: “No deja de ser un caos. Toda la zona de chacras y la parte forestal pegada al cerro (Piltriquitrón) representan el daño más grande. Es una picardía que se hayan quemado bosques que no vamos a poder recuperar mientras vivamos”.

De todas formas, Sosa destacó que la actividad turística en la provincia, que aún se encuentra en plena temporada de verano, no se vio afectada por esta catástrofe: “Después de estar un año parados, trabajar a un 70% de promedio es fabuloso. Sobre todo porque logramos tener al público del segmento ABC1, que hacía muchos años que no lo teníamos en la región. Tuvimos una gran presencia de esa gente en la Patagonia, así que fue muy bueno el nivel de consumo también”.

Cabe destacar que los incendios que continúan azotando a la región se generaron en un momento en el que usualmente se produce una baja de volumen de visitantes. “No hubo que reubicar turistas. Siempre hay una semana muerta que hay un impass, así que no había huéspedes”, destacó el empresario.

Asimismo, mencionó que para Semana Santa ya se encuentra todo vendido y por el momento no registraron caídas de reservas. Además, remarcó que el área de servicios públicos de la provincia está con todos sus recursos recomponiendo la situación: en el casco urbano y alrededores ya cuentan con energía eléctrica y agua. Incluso, agregó que la mayoría de los establecimientos tiene grupo electrógeno y depósitos de agua de back-up.

Miguel Sosa es, además, vocal de Fedecatur y miembro del Consejo Directivo de la Cámara Argentina de Turismo. A nivel institucional, estamos en diálogo con el Gobierno nacional y el Ministerio de Turismo y Deportes. Han anunciado, de forma verbal, que iba a venir una ayuda para afrontar los gastos de aquellos prestadores que quieran alojar por unos meses a las 300 personas que quedaron en la calle. De todas formas, no tenemos ninguna notificación oficial de esta propuesta que está haciendo el intendente de Lago Puelo a través de la cartera. Pero no se pide un aporte económico, sino más bien un plan de contención desde el punto de vista de comunicación para que no afecte a Semana Santa. Que el viajero no piense que acá estamos fuera de servicio”.