martes, 26, octubre, 2021
CubaOnLine

Con la llegada del vuelo 1505 de Aerolíneas Argentinas, las máximas autoridades del sector dieron inicio a la nueva era en la terminal aérea porteña.

“Hoy es un día muy relevante. Hemos dado un paso muy importante. Nuestro espíritu es que vengan empresas a invertir en Argentina”, remarcó el ministro de Turismo y Deportes de la Nación, Matías Lammens, durante el acto oficial de inauguración de las obras de Aeroparque. 

Después de seis meses, la terminal porteña comenzó a operar ayer cuando arribó el vuelo 1505 de Aerolíneas Argentinas a bordo del Embraer 190 LV-CMA proveniente de Córdoba. En paralelo a que por la puerta de salida de cabotaje comenzaran a asomarse los primeros de los 85 pasajeros que llegaron en este servicio, en la pista se llevaba a cabo la reinauguración protocolar. 
El evento fue encabezado por Martín Eurnekian, presidente de Aeropuertos Argentina 2000; quien estuvo ladeado por el ministro de Transporte, Mario Meoni; y el Carlos Lugones, presidente del Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA); además de Lammens. En este marco se realizó el bautismo de la nueva pista con el nombre del expresidente de la Nación, Juan Domingo Perón. 

Eurnekian, por su parte, remarcó que en lugar de lamentarse por la situación que deja la pandemia están pensando en el futuro y cómo salir fortalecidos de la crisis. “Esto es una muestra de lo que se puede lograr cuando se trabaja por el desarrollo entre el sector público y privado”, apuntó. 

Entre las reformas se encuentra una extensión de 250 metros al sur y 340 al norte de la pista, además, se ensanchó 20 metros. “Permite optimizar las operaciones regionales y mejorar la seguridad y la conectividad con el exterior, con aeronaves clase C sin restricciones. Ello redundará en más destinos posibles, más pasajeros, y mayores cargas, entre otros beneficios”, detallaron desde AA2000. 

A su vez, indicaron que se instaló un nuevo sistema de balizamiento para fortalecer la seguridad operacional en los despegues y aterrizajes; así como instrumental específico para mejorar la visibilidad. 

Con respecto al sector Internacional especificaron que el pre embarque diagramado permitirá que se operen seis vuelos por hora, y que la suma de seis boxes dobles agilizará el proceso en migraciones. 

En este sentido, el ministro de Turismo y Deportes señaló que el 65% de los turistas extranjeros vienen de países limítrofes, por lo que ahora podrán realizar conexiones desde y hacia el interior en el mismo aeropuerto.

Por ahora sólo operarán desde la terminal porteña, JetSmart (que esta madrugada operó tres vuelos) y Aerolíneas Argentinas. A partir de abril se sumará Flybondi. 

“Hay un nuevo aeropuerto para todos los argentinos, para que no haya argentinos de primera ni segunda a la hora de volar. Puede haber pasajes más caros o más baratos, se puede volar en una compañía u otra, pero lo van a hacer desde todos los aeropuertos y en particular desde este”, afirmó Meoni. 

Contexto conflictivo
En las inmediaciones a Aeroparque el ambiente no era de algarabía. A la altura del ingreso al estacionamiento sur se congregaban dos

manifestaciones. Por un lado, trabajadores de la Obra Social del personal aeronáutico y por el otro, los empleados de LATAM que fueron desvinculados hace unos meses buscaban ser escuchados. En líneas generales, cuando la aerolínea decide irse del país hubo un compromiso de palabra del Gobierno de que iban a ser reubicados en otras compañías. 

Luego del acto oficial estaba planeada una conferencia de prensa de Meoni y Lammens en el hall de salida de cabotaje, la cual finalmente no se llevó a cabo. De parte de los voceros de AA2000 no se brindaron mayores explicaciones, pero en el lugar muchos lo relacionaron con lo que estaba sucediendo en el exterior.