martes, 19, octubre, 2021

Marina Mendoza, jefa del Programa de Desarrollo y Fortalecimiento Turístico, habló con este medio sobre la actividad de la provincia en la temporada.

Tras la finalización de la temporada de verano, los distintos destinos turísticos del país llevaron adelante un balance para determinar su desempeño durante las vacaciones. En el caso de San Luis, la actividad dejó un impacto turístico cercano a los 6000 millones de pesos y una ocupación hotelera promedio que no bajó del 80%, siendo la octava provincia más visitada durante el receso. Además, la localidad de Villa de Merlo se ubicó en el puesto 13 de las localidades más concurridas.

Marina Mendoza, jefa del Programa de Desarrollo y Fortalecimiento Turístico de San Luis, conversó con Mensajero acerca de los factores que allanaron el camino para lograr estos números: “Creo que desde el Estado provincial se tomaron algunas decisiones que en principio parecían diferentes a todo lo que se estaba escuchando, pero fueron acertadas. Se controló mucho el paso de todos aquellos pasajeros que transitaban por la Ruta Nacional 7, lo cual al principio generó mucha controversia, sin embargo permitió que se cuidara mucho a la población local”.

Cabe destacar que San Luis llevó adelante un programa sanitario de testeos en espacios públicos para residentes locales y turistas, lo cual permite identificar posibles casos y evitar focos de contagio. Además, desarrolló su propio sistema de trazabilidad, a través del cual se realiza un escaneo del DNI al ingresar a determinados espacios y se permite identificar si hay algún foco de contagio. “Eso ha permitido que la provincia generara la imagen al país de un lugar seguro para ir de vacaciones, sumado a que tenemos paisajes naturales abiertos y muchos complejos de cabañas, lo cual fue muy elegido por las familias que viajaron este verano”, agregó la funcionaria.

“Evidentemente podemos ser una provincia turística, tenemos potencial y queremos seguir trabajando para lograrlo. Creemos que el turismo que se viene no va a ser nada parecido a lo que sucedió antes. Y en ese sentido, tenemos una oportunidad”, concluyó Mendoza.