martes, 26, octubre, 2021
CubaOnLine
En el marco del ciclo Ampliar Destinos, la región Centro exhibió su oferta turística para el fin de semana largo.

El fin de semana largo de Semana Santa está a la vuelta de la esquina y las provincias ya se preparan para recibir viajeros de todo el país. Es por eso que, con las energías renovadas tras la finalización de la temporada de verano, los representantes de las diferentes regiones presentaron su oferta turística en una edición especial de Ampliar destinos, el ciclo organizado por la Cámara Argentina de Turismo, en el Hotel Intercontinental de la ciudad de Buenos Aires.

“Esta situación nos obliga a reinventarnos y volver a ofrecerles el destino”, expresó Roberto Klopsch, director general de Promoción Turística de CABA, quien mostró las propuestas expuestas en la web “Qué hacer en la Ciudad”, en la que se destacan las opciones al aire libre, los parques, jardines y polos gastronómicos. Además, destacó la acción “Turismo en barrios”, que incluye diez circuitos por siete barrios porteños. Por otro lado, mencionó dos nuevos recorridos en bicicletas, que permiten visitar atractivos alejados en un tiempo menor.

A su turno, Thomas Hualde, director de acciones promocionales de la Subsecretaría de Turismo de la Provincia de Buenos Aires, hizo hincapié en el turismo de cercanía, dividiendo los atractivos en tres grandes sectores: las áreas cercanas a Capital Federal, Mar del Plata y Bahía Blanca. El foco estuvo puesto en la actividad en torno a las zonas rurales y religiosas, así como también a los patrimonios históricos y culturales. Con la Semana Santa como puntapié, propuso alternativas como los senderos del Papa Francisco, que recorre atractivos importantes en la vida personal del Sumo Pontífice, y la posibilidad de alojarse y realizar retiros espirituales en monasterios y abadías.

Finalmente, Esteban Avilés, presidente de la Agencia Córdoba Turismo, destacó el turismo de fe, con atractivos como el “Camino del Santo Brochero, que invita a conocer la vida, obra y milagros del primer santo argentino. Se trata de un producto turístico destinado a mostrar el legado del Cura Gaucho y la riqueza cultural y paisajística de los lugares en los que vivió. Además, presentó el Camino de las Estancias Jesuíticas, que, por su valor histórico, cultural, arquitectónico y religioso, fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.