lunes, 19, abril, 2021

Tal como se había anunciado hace una semana, desde el lunes 1º de marzo la ciudad habilita la actividad del segmento. El aforo permitido será del 30%. 

El viernes pasado, el presidente de AOCA y el del Buenos Aires Convention and Visitors Bureau (BACVB), Fernando Gorbarán y Mariano Castex, respectivamente, anunciaron que si esta semana se aprobaba el protocolo de prevención y manejo de casos de COVID-19 para el regreso paulatino de reuniones asociativas, desde el 1º de marzo la ciudad ya podría comenzar a reanudar el segmento (ver nota).

Y así fue, esta mañana, desde el Gobierno porteño confirmaron la aprobación de la normativa exclusiva. “Esta es una medida clave y fruto del trabajo conjunto con el sector para recuperar el turismo de reuniones en la ciudad”, señaló Fernando Straface, secretario General y de Relaciones Internacionales de CABA.

Según adelantaron, los protocolos incluyen una serie de medidas como la destinada a detallar la capacidad permitida de los centros sede: “Vale destacar que el coeficiente de ocupación del aforo será de un máximo del 30% en relación con la capacidad máxima habilitada, siempre y cuando el establecimiento cuente con renovaciones de 40 m3/h por persona, sin recirculaciones. El tope será de 1000 personas en este supuesto”.

A su vez, aclararon que cuando la capacidad máxima habilitada del establecimiento sea superior a las 4500 personas el aforo será del 20% de “En este caso el tope será de 2500 personas”, aclararon. Sin embargo, hicieron hincapié en que siempre se deberá garantizar renovaciones de 40 m3/h por persona por medio de inyección y extracción de aire forzada y se permitirá complementar renovaciones faltantes con recirculaciones de aire por medio de sistema de filtrado portatil tipo HEPA.

Por su parte, Gonzalo Robredo, presidente del Ente de Turismo porteño, destacó: “Este es un primer paso que permitirá recuperar el turismo de reuniones. Este destino es una ciudad global, sede de grandes eventos y líder en Latinoamérica según el ranking ICCA”.

Asimismo, aclararon que no se podrán generar encuentros de socialización e intercambio previo, durante o posterior al encuentro; y en el caso de realizarse más de una reunión por día, la entrada y salida de los participantes deberá llevarse a cabo con un tiempo prudencial de alternancia, que no podrá ser menor a 45 minutos.

Además, lógicamente deberá garantizarse el distanciamiento físico de 2 metros, en caso de haber pausas los participantes tendrán que salir del espacio cerrado y volver a ingresar cuando continúe la reunión, los horarios de apertura de los espacios tratarán de evitar las horas pico y antes de ingresar al establecimiento, las personas que asistan deberán tomarse la temperatura.

“En caso de registrar 37,5°C o más, no podrá ingresar, y se activará el protocolo para casos sospechosos y no se permitirá el consumo de alimentos durante la reunión”, puntualizaron.