jueves, 21, octubre, 2021
CubaOnLine

Se trata del primer país europeo en solicitar de manera formal la implementación de un documento sanitario para la temporada turística.

Con la fecha de finalización del invierno boreal cada vez más cerca, Europa se prepara para su temporada de vacaciones. En ese marco, ya hay algunas voces que se empiezan a manifestar a favor de la implementación de un certificado de vacunación contra COVID-19 a nivel continental para facilitar los viajes. Una de ellas es Grecia, que incluso ya puso en marcha ese documento a nivel interno, con una adhesión que hasta ahora supera las 55.000 personas.

Con la esperanza de que para el verano del hemisferio norte ya haya un porcentaje importante de la población mundial vacunada, el Gobierno griego le solicitó de manera formal a la Unión Europea la aprobación de este certificado sanitario. Según Kyriakos Mitsotakis, primer ministro de Grecia, la intención es que este requisito sirva como una herramienta para favorecer y no para discriminar.

Kyriakos Mitsotakis, primer ministro griego

“La propuesta se centra en los cruces de frontera. La idea es que, cuando crucen la frontera para entrar en otro país, las personas cuenten con la posibilidad de someterse a una prueba y a la realización de cuarentena, pero que también tengan la oportunidad de pasar fácilmente, en caso de que se hayan vacunado. Se trata de una especie de vía rápida dentro de los aeropuertos para tener la oportunidad de ir por un camino diferente de los que no se han vacunado”, explicó Kyriakos Pierrakakis, ministro de Asuntos Digitales de la Unión Europea.

En caso de que se apruebe, primero se tendrían que definir una cantidad importante de cuestiones, como las partes operativa y tecnológica, y la capacidad de un país de reconocer certificados de otra nación. Pierrakakis y Mitsotakis son optimistas en que se lograrán acuerdos bilaterales en el corto plazo, ya que, de no aprobarse esta iniciativa, se produciría “la absurda situación de que alguien que esté vacunado tenga que someterse a pruebas o a una cuarentena, cuando estos recursos pueden destinarse mejor a otros ciudadanos”.