lunes, 18, octubre, 2021

Paulo Lunzevich, vicepresidente 2° de FEHGRA, dijo que tiene la esperanza de que la temporada de nieve sea el inicio de la recuperación.

Con un verano que brinda oxígeno para salir adelante, el sector turístico pone todas sus fichas en que el programa de vacunación contra COVID-19 avance lo suficiente como para asegurar un funcionamiento más normal de la temporada de invierno. Así lo dejó entrever Paulo Lunzevich, vicepresidente 2° de FEHGRA, durante una entrevista con Tiempo FM de Santa Cruz.

“Estamos muy ansiosos con la evolución del programa de vacunación y tenemos una esperanza contenida de que los destinos de invierno puedan tener una temporada que sea el inicio de un esquema de recuperación”, dijo el dirigente. Además, adelantó que en el rubro hotelero se analiza la posibilidad de que durante 2021 exista un turismo de vacunados.

A su vez, remarcó que el verano está funcionando como un paliativo para “salvar los trapos, no perder tanto dinero y acomodar un poco las cuentas”. Si bien dijo que los números de la temporada estival no alcanzan para contrarrestar el fuerte daño que provocaron los diez meses de inactividad por la cuarentena, destacó que trabajar al 30% es mejor que no hacerlo.

También aseguró que hay destinos muy puntuales en los que hay un volumen interesante, aunque eso no se estaría viendo reflejado en los porcentajes de ocupación del sector hotelero.