lunes, 8, marzo, 2021
CubaOnLine

El país norteamericano analiza implementar la presentación de un PCR negativo aunque desde la U.S. Travel Association destacaron el alto costo de esta medida. 

La semana pasada, el secretario de Transporte de Estados Unidos, Pete Buttigieg, aseguró que hubo una “conversación activa” con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades sobre la implementación de la presentación de resultados de prueba COVID-19 antes de emprender un viaje dentro de ese país. 

“Lo que puedo decirles es que se guiará por los datos, la ciencia, la medicina y la información de las personas que realmente tendrán que llevar a cabo esto”, aseguró Buttigieg en una entrevista televisiva. 

De esta manera, confirmó un rumor que viene circulando desde hace unos días y se vincula con la idea de que la gestión del presidente Joe Biden evalúa la posibilidad de aplicar restricciones a la circulación dentro del país. Asimismo, desde la Casa Blanca confirman que para ellos esta medida como otras que aporten seguridad contribuiría a alentar a que los pasajeros estén más confiados al momento de abordar un avión por lo tanto creen que acrecentaría la demanda. 

Más allá de si se confirma esta medida, desde la gestión actual se pide a los habitantes a que no realicen viajes que podrían evitar. 

Por su parte, Tori Emerson Barnes, vicepresidenta ejecutiva de relaciones públicas y políticas de la Asociación de Viajes de los Estados Unidos, destacó que apoyan ciertas medidas como el uso de máscaras pero les “preocupa la idea de exigir exámenes de COVID -19 a toda persona que se suba a un avión para viajar dentro del país”, básicamente porque eso requeriría aumentar en un 42% la capacidad de pruebas, algo que desde la asociación ven poco factible y efectivo de lograr.