martes, 20, abril, 2021

La asociación presentó su informe anual y destacó que confía en que la implementación del pasaporte digital ayude a la reactivación del transporte aéreo.

A través de un informe, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) anunció los resultados del tráfico mundial de pasajeros del 2020, que muestran que la demanda (ingresos por kilómetro de pasajeros o RPK) en América Latina disminuyó en un 71,8% en comparación con el 2019.

En paralelo, las estadísticas notifican que la caída del 65,9% a nivel global respecto a 2019 significa, para muchos especialistas, la crisis más impactante en la historia de la aviación.

Por otra parte, las aerolíneas de capitales latinoamericanos registraron en diciembre una caída interanual del 76,2% respecto a la cantidad de pasajeros transportados, mientras que sus colegas norteamericanas sufrieron una baja del 79,6%.

PDF IATA

Si bien los números no son los más alentadores, Alexandre de Juniac, director general y CEO de la IATA, hizo un balance del presente que atraviesa el mercado aerocomercial: “El optimismo de que la llegada y la distribución inicial de las vacunas conducirían a una restauración rápida y ordenada de los viajes aéreos mundiales se ha desvanecido ante los brotes y las nuevas mutaciones de la enfermedad. El mundo está más bloqueado hoy que en prácticamente cualquier momento de los últimos 12 meses. Los pasajeros enfrentan una desconcertante variedad de restricciones de viajes que cambian rápidamente y que no están coordinadas a nivel mundial”.

De todas formas, el ejecutivo pidió colaboración de parte de los mandatarios de cada país: “Instamos a los gobiernos a trabajar con la industria para desarrollar los estándares de vacunación, pruebas y validación, porque les permitirán tener más confianza para que las fronteras puedan reabrirse y los viajes aéreos internacionales puedan reanudarse una vez que la amenaza del virus se haya neutralizado”.

Finalmente, de Juniac resaltó el rol que puede ocupar el IATA Travel Pass: “El pasaporte digital ayudará en este proceso al proporcionar a los pasajeros una aplicación para administrar de manera fácil y segura su viaje de acuerdo con los requisitos gubernamentales para las pruebas de COVID-19 o la información de la vacuna. Mientras tanto, la industria de las aerolíneas requerirá un apoyo financiero continuo de los gobiernos para seguir siendo viable”.