viernes, 23, abril, 2021

Debido a la segunda ola de coronavirus, el atractivo peruano permanecerá inactivo hasta el 14 de febrero.

Perú está viviendo por estos días un incremento en el número de casos positivos de COVID-19. Es por eso que, en el marco de una nueva cuarentena determinada por el gobierno nacional, la ciudadela inca de Machu Picchu, el destino turístico por excelencia del país, vuelve a cerrar sus puertas durante dos semanas.

Según un decreto publicado en la gaceta oficial, referida a las nuevas restricciones que regirán en 17 regiones del país, “los sitios arqueológicos recibirán cero visitas”. La medida entró en vigencia el 31 de enero y continuará hasta el 14 de febrero. En ese marco, Machu Picchu prohíbe nuevamente el ingreso de turistas, luego de haber cerrado sus puertas en marzo, durante el comienzo de la pandemia.

La nueva etapa de la cuarentena regirá en un tercio del país y afectará a 16,4 millones de habitantes, número que representa la mitad de la población peruana. La determinación de cerrar los sitios arqueológicos responde a la necesidad de evitar las aglomeraciones, consideradas por las autoridades como uno de los principales focos de contagios.

“Es fuerte el impacto económico que vamos a tener en todo el distrito, las medidas son muy restrictivas”, sentenció el alcalde de Machu Picchu, Darwin Baca. El destino había reabierto en noviembre, con la intención de generar ingresos luego de una reducción de contagios en Perú. Asimismo, el funcionario agregó que unos 6000 pobladores, que viven del turismo, serán los más afectados por la medida.