lunes, 19, abril, 2021

El foro que reúne a las asociaciones de agencias de viajes y operadores de la región destacó que esta medida resulta “del todo temeraria e incomprensible”. 

El 15 de enero, Latam Group comunicó, entre otros “ajustes”, la intención de dejar sin efecto a partir del 1° de marzo los acuerdos establecidos con Amadeus GDS. Por lo cual, ya dio aviso a la Corte de Nueva York en el contexto del proceso voluntario del Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos.

En este marco, el Foro Latinoamericano de Turismo (FOLATUR) que reúne a las principales asociaciones de agencias de viajes y turoperadores de once países del continente, desde México al extremo sur de América, presentó una carta en la que manifiestan su disconformidad con la decisión.

De esta manera, dejaron en claro que entienden el contexto de crisis, siendo el rubro de agencias de viajes y turoperadores muy perjudicados. “Agravado por el incumplimiento contractual de las líneas aéreas con este canal de distribución independiente”, analizó. E hicieron hincapié en la falta en que todo es más complejo porque las aerolíneas no cumplieron oportunamente con los reembolsos asociados a servicios que no fueron prestados producto del COVID-19. “Incluso para mejorar su liquidez, han maximizado sus esfuerzos para incrementar las ventas, a sabiendas de que muchos de los servicios serán cancelados; dejando en una situación en extremo crítica a este canal, ya que en la mayoría de los países miembros de esta asociación las AVIs son legalmente responsables frente al consumidor”, analizaron. 

Volviendo a la cuestión con el GDS, para FOLATUR resulta inaceptable la posibilidad que las Agencias de Viajes Independientes (AVIs) que mantienen contrato con Amadeus pierdan el contenido de esta aerolínea. “De concretarse, afectará gravemente la viabilidad de las agencias de Latinoamérica”, remarca el comunicado. 

Para explicar este punto hay que aclarar que las AVIs negocian con los GDSs un contrato – mayoritariamente de exclusividad – que les permite acceder a su inventario, a todos sus productos en forma continua, a un soporte y productos tecnológicos de punta (no sería viable económicamente para las AVIs desarrollarlos en forma particular). En contrapartida, las AVIs suscriben un contrato a largo plazo, en donde se obligan a cumplir con las condiciones estipuladas. “No existe la posibilidad de dar de baja unilateralmente estos acuerdos sin el pago de una indemnización compensatoria al GDS, cuya cuantía lo hace del todo impracticable”, puntualizaron desde FOLATUR. 

Por último, apuntaron que LATAM ofrece a las AVIs que negocien con otros GDSs (Sabre y Travelport), y, alternativamente les ofrece la plataforma eLatam. “Resulta del todo improcedente para FOLATUR que, un proveedor, llame a no respetar un contrato con una empresa que ha desempeñado un rol trascendental en la distribución aérea mundial”, detallaron. 

Asimismo, consideraron que eLatam no es una alternativa válida para las AVIs, toda vez que representa lo opuesto a lo que es un GDS, ya que es un sistema cerrado para el Mundo LATAM (no permite integrar ni operar la oferta global), carece de un contrato que regule a las partes (que de fiabilidad al sistema y permita competir en igualdad de condiciones con este proveedor), entre otros aspectos.

Para cerrar, indicaron: “Para FOLATUR, la acción que pretende implementar LATAM resulta del todo temeraria e incomprensible, dejando en una situación de vulnerabilidad extrema tanto al canal de distribución independiente como a los consumidores”. 

Mientras las idas y vueltas siguen, la medida espera una respuesta, ya que la petición se encuentra sujeta a la aprobación de la Corte. “Todos los demás sistemas de distribución que ofrece LATAM, incluyendo GDS Sabre y Travelport seguirán disponibles”, aclararon.