sábado, 27, febrero, 2021
CubaOnLine

Mañana se definirá quien comandará el organismo entre 2022-2025. Recientemente, el secretario ejecutivo fue acusado por su antecesor de “prácticas no éticas”.

En el inicio de la pandemia, la Organización Mundial del Turismo (OMT) constituyó su Comité Mundial de Crisis. Este espacio se reunirá hoy en Madrid, como previa a la celebración del Consejo Ejecutivo, que será mañana. “Será un evento híbrido, en el que se conjugará la participación presencial y virtual”, aclararon. 

Entre los temas que serán centrales en el encuentro de hoy se ubica un análisis sobre “cómo incluir las vacunas contra el COVID-19 en un enfoque armonizado para reiniciar el turismo”. Una de las opciones que se barajan será la incorporación de pasaportes sanitarios. Asimismo, será protagonista  el pedido para que los miembros del comité aúnen fuerzas para una campaña mundial dirigida a restablecer la confianza en el turismo.

Por otro lado, mañana, en la 113ª reunión del Consejo Ejecutivo de la OMT los representantes de los 35 Miembros del Consejo recibirán información actualizada sobre la ejecución del programa de trabajo de la OMT y sus planes para 2021. El Consejo Ejecutivo explorará también las actuales tendencias del turismo, el impacto que está teniendo la pandemia en el sector y sus implicaciones en el empleo y en la contribución del turismo al desarrollo sostenible. 

Pero sin duda, el hecho central será la elección para el cargo de secretario general de la OMT durante el período 2022-2025. El actual secretario general, Zurab Pololikashvili, se presenta a su reelección para un segundo mandato, mientras que el Reino de Bahrein ha propuesto a Shaikha Mai bint Mohammed al Khalifa.

A principios de este año, la Junta Ejecutiva Fundadora del World Tourism Network (WTN), uno de sus miembros es el anterior secretario ejecutivo de la OMT, Taleb Rifai, publicaron una carta en la que indican las “razones que hacen necesario un cambio al frente de la Secretaría”. Indicaron que desde 2018, la OMT ha estado inactiva como organización, “sin desplegar su potencial” con sus miembros y llevando a cabo “un programa de trabajo con muy pocos logros frente a los vibrantes mandatos de los secretarios generales anteriores, Frangialli y Rifai.

“Este desequilibrio se debe a tres causas fundamentales: la primera, la falta de liderazgo y conocimiento en turismo por parte del actual SG, Zurab Pololikashvili, que han contribuido a hacer de la OMT un actor internacional irrelevante, en un momento en el que es necesario tomar acciones decisivas. El segundo, la cultura del servilismo y el miedo que Zurab Pololikashvili ha establecido entre los empleados de la OMT desde que asumió las funciones. El tercero, consecuencia de los dos anteriores, ha dilapidado las iniciativas de sus mejores hombres y mujeres al destruir los incentivos para servir a la membresía y reemplazarla por un clima de miedo y obediencia ciega a las normas burocráticas internas y al servicio al líder para mantener su empleo”, explica la carta.

La única opositora al actual directivo es Shaikha Mai bint Mohammed Al-Khalifa, quien es presidenta de la Autoridad de Cultura y Antigüedades de Bahrein y presidenta de la Junta del Centro Regional Árabe para el Patrimonio Mundial (ARC-WH). Desde WTN resaltaron que esta candidata es una gran esperanza para quienes apoyan el turismo y valoran a la OMT.  “Posee un profundo conocimiento del sector, es una hábil gestora de recursos humanos y financieros, y desea abordar las inquietudes de los socios como una prioridad, comenzando por todo lo vinculado a las consecuencias que el COVID-19 deja en el turismo”, puntualizaron. 

A su vez, insistieron en que la actual gestión ha venido actuando de manera “poco ética”, favoreciendo sus intereses personales por sobre los de la organización. “Un claro ejemplo fue su propuesta al Consejo Ejecutivo de adelantar la reunión de dicho Consejo, cuando su fecha de celebración debería haber sido mayo de 2021”, apuntaron.